La radio que gastó la broma que llevó al suicidio a una enfermera defiende que no hizo nada ilegal

1354954076_1.jpg

El suicidio de la enfermera Jacintha Saldanha, víctima de una broma de una radio australiana que haciéndose pasar por la familia real británica consiguió datos confidenciales sobre el estado de salud de Catalina, ha desatado la indignación en Reino Unido y Australia.  “Lo que ocurrió fue terriblemente trágico, lo sentimos profundamente y estamos increíblemente afectados. Pero estamos seguros de que no hemos hecho nada ilegal”. Con estas palabras, se ha defendido la emisora australiana 2Day FM por el trágico suceso en una rueda de prensa convocada este sábado. Rhys Holleran, jefe de Austereo, compañía propietaria de la emisora asegura que se cumplió con la legalidad pero que nadie podía pensar que la broma acabaría con el suicidio de la enfermera, de 46 años y madre de dos hijos.

La emisora ha apartado indefinidamente a los locutores, Mel Greig y Michael Christian, de la programación de la emisora tras la muerte de Jacintha Samantha. También, ha cancelado las cuentas en Twitter de los locutores ante la avalancha de insultos y amenazas tras conocerse el fatal desenlace. Muchos internautas consideran que ambos tienen las manos manchas de sangre.

Los dos locutores, a través de un comunicado, expresaron su profunda tristeza por lo ocurrido y aseguraron sentirse conmocionados. Ambos están recibiendo asesoramiento psicológico, según la propia emisora. “Esta gente no son máquinas, son humanos. Lo que ha pasado es increíblemente trágico y estamos profundamente tristes y afectados por ello”, aseguró Halleron.

Austereo se ha comprometido a trabajar con las autoridades para esclarecer lo ocurrido.

La cadena de supermercados Cole y otras empresas han cancelado sus anuncios en la emisora de radio australiana, informó este sábado la cadena local ABC.

Cole informó de su decisión a través de su cuenta en Facebook, donde indica “que los australianos están realmente enfadados por las trágicas consecuencias de la broma de la emisora 2Day FM”. “Queremos comunicarles que hemos pedido a 2Day FM que retire todos los anuncios del grupo Cole”, añade la nota.

La compañía de telefonía Telstra también ha decidido retirar sus anuncios de la citada emisora, al igual que Woolworths y Optus.

Una broma con consecuencias fatales

Todo comenzó esta semana cuando los locutores australianos Mel Greig y Christian Michael se hicieron pasar por la Reina Isabel II y el Príncipe Carlos para conseguir datos el embarazo de la Duquesa de Cambridge.

La enfermera del hospital Rey Eduardo VII, donde fue ingresada a principios de semana Catalina por fuertes molestias derivadas de su embarazo, fue hallada muerta el viernes en un domicilio en el centro de Londres, cercano al centro médico.

Las autoridades australianas han abierto una investigación para determinar si hubo algo punible en el comportamiento de ambos periodistas.