Los sindicatos cifran en un 80% y la Consejería en un 26,5% el seguimiento en la huelga en la sanidad madrileña

ramon.jpg

La primera de las dos jornadas de huelga convocadas en la sanidad pública madrileña ha tenido un seguimiento de entre el 80 y el 85 por ciento de los 75.000 trabajadores convocados según los sindicatos, cifra que la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid rebaja hasta el 26,5 por ciento. Encierros, cortes y recogidas de firmas fueron habituales desde primera hora de una jornada de protesta contra los recortes y las privatizaciones que pretende articular el Gobierno regional. Los paros, que se están produciendo con normalidad hasta este momento, comenzaron a las 22.00 horas del domingo.

El portavoz de la Asociación de Médicos Titulados y Superiores (AMYTS), Pablo Martínez, ha cifrado en un 85 % el seguimiento de la huelga en centros de salud y hospitales.

El secretario general de SATSE en Madrid, José Manuel Freire, ha explicado que aunque “todavía es pronto”, tiene “noticias” que el grado de seguimiento está siendo “muy aceptable”, y lo ha elevado a “un 80-85 % de seguimiento”.

Desde UGT, la secretaria del Sector de Salud y Servicios Sociosanitarios, Carmen Nedranda, ha elevado al 85 % el seguimiento y ha añadido que “los residentes están sin trabajar en absoluto” y manifestándose en el Hospital Ramón y Cajal.

La Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM), a través de su portavoz Fátima Brañas, ha explicado que en muchos servicios de médicos especialistas el seguimiento ha llegado al cien por cien. Además, se ha quejado de que las direcciones de los hospitales no “están facilitando datos”.

También ha denunciado que los centros han “descitado” a pacientes con una consultas de revisión “con antelación”, cuya cita ha sido cancelada, a lo que se ha opuesto, ya que los centros no saben a priori qué médicos irán a la huelga y cuáles no. Según la portavoz de Afem, esta cancelación de citas se produce para “minimizar” el impacto de la huelga.

Como suele ocurrir en estos casos, las cifras ofrecidas por sindicatos y por fuentes institucionales son muy dispares. La Consejería de Sanidad del gobierno regional ha rebajado el seguimiento al 26,5% en el turno de mañana, en lo que se refiere tanto al personal sanitario como no sanitario de los hospitales y centros de salud de la región.

En el caso de los hospitales el seguimiento se reduce a un 26 %, según la Consejería. Por su parte, el seguimiento de la huelga en los centros de atención primaria es de un 28,6 %, algo superior a la media.

Movilizaciones

Parte de los médicos y sanitarios madrileños que secundan la huelga aprovechan la jornada para explicar a los pacientes que se acercan a los centros cuáles son sus reivindicaciones y para la recogida de firmas. Para la ocasión han elaborado unas pegatinas de color rosa con dos modelos: unas en las que se puede leer ‘Estoy en huelga’ dirigida a los sanitarios, y otras con el lema ‘La sanidad no se vende, la sanidad se defiende’, que se están entregando a las personas que participan con su firma.

Los médicos, sobre todo, los más jóvenes, del Hospital La Paz son un ejemplo de esto. A pesar de la lluvia, desde primera hora de la mañana se colocaron a las puertas del centro para repartir documentación e información en forma de viñetas para explicar a los pacientes “cuáles son los planes de la Comunidad”.

“Estamos en huelga para que no privaticen la sanidad, señora”, le dijo una médico residente a una mujer que, extrañada, preguntaba por qué estaban todos los médicos en la puerta y el hospital medio vacío, “como si fuera un domingo”. “No queremos que privaticen la sanidad de la calidad que tenemos”, ha señalado la doctora.

En uno de los papeles que entregan, los médicos explican la diferencia entre un médico con gestión pública, y otro con la “gestión externalizada” y de qué manera influye esta gestión a la hora de hacer las pruebas y análisis de laboratorio, o en la atención de las urgencias.

Junto a los médicos, muchas pancartas cuelgan de los edificios que conforman el complejo de La Paz, donde se pueden leer mensajes como ‘Laboratorios unidos, jamás serán vencidos’, ‘El pueblo está sangrando, ¿Quién nos cortará esta hemorragia?’, o ‘Por una sanidad pública’.

En la entrada también se pueden ver pancartas donde se anima a participar en una cadena humana el próximo 2 de diciembre, para rodear el Hospital de La Paz, o en otra donde se oponen a la centralización de los laboratorios y a la “privatización de los hospitales y los centros de salud”.

Recogida de firmas

Ya en el hall, hay una mesa colocada para la recogida de firmas, mientras que otros médicos las recogen de pie, a la vez que hablan con los usuarios. La gente puede firmar contra la reconversión del Hospital Carlos III en un centro de larga y media estancia, o contra las medidas sanitarias en general que quiere poner en marcha el próximo año el Gobierno regional.

Escenas similares se repiten en el Hospital Ramón y Cajal, donde, a partir de las 11.00 horas, van a realizar una acción de protesta consistente en ‘abrazar’ el centro hospitalario mediante una cadena humana.

Además, UGT ha informado que habrá acciones de protesta y concentración en la práctica totalidad de centros hospitalarios y que “cada hora punta” habrá un minuto de silencio en cada planta de centro para protestar contra las nuevas medidas sanitarias que pretende implantar en 2013 el Gobierno regional.

Los encierros continuarán en los diferentes centros sanitarios, como los del Centro de Salud Ramón y Cajal (Alcorcón), Centro de Salud Juan de la Cierva (Getafe), Centro de Pintores (Parla) o Centro de Salud Bartolomé González (Móstoles).