El Ibex cae un 1´85% al cierre y la prima de riesgo se sitúa en los 436 puntos básicos

bolsa-art-viernes124.jpg

El Ibex 35 ha retrocedido un 1,85% al cierre de mercado y se ha establecido en los 7.745,4 puntos, presionado a la baja por la gran banca, Repsol y Telefónica, que se anotaron recortes de más del 2%. La prima de riesgo española se situaba en los 436 puntos básicos.

Las malas previsiones del FMI para la economía española y la tasa Tobin que crearán once países europeos, entre ellos España, extendieron la desconfianza de los inversores. Santander se dejó un 2,47% y BBVA, un 2,34%. Repsol perdió un 2,18% y Telefónica retrocedió un 2%.

Iberdrola también se sumó a las caídas generalizadas de los ‘blue chips’, superiores al 2%, con un descenso del 2,04%. Inditex dejó sus pérdidas en el 1,63%.

Bankia se erigió como el valor que más se dejó, con un desplome del 9,75%, cotizando por debajo del euro después de dos meses manteniendo dicha cota. Le siguieron Sacyr (-6,16%) y Gamesa (-4,90%). Bankinter (-3,05%), Popular (-2,65%) y Santander se adentraron entre los diez valores que más perdieron este martes, muestra de la inquietud con la que los inversores acogen la Tasa Tobin.

Las subidas las lideraron DIA (+2,64%), Arcelormittal (+1,02%) e Indra (+0,66%). Estos tres valores junto a Gas Natural (+0,44%), FCC (+0,15%) y Acerinox (+0,08%) fueron los únicos que esquivaron el rojo.

El Ibex, que se anotó dos jornadas en negativo, acentuó la tendencia bajista extendida entre las principales plazas de Europa ante el impuesto a las transacciones financieras. Ahora bien, París, Londres y Milán limitaron sus pérdidas a unas décimas. Francfort perdió un 0,8%.

En el mercado de deuda pública, la prima de riesgo española se disparó en las primeras horas de la sesión hasta los 462,01 puntos básicos, frente a los 423,56 de la apertura, como consecuencia del cambio del bono de referencia, sin el cual se situaría en 426,6 puntos básicos, en línea con el dato del cierre del lunes. Al cierre del mercado la prima se situaba en los 436 puntos básicos.

El euro, por su parte, perdía fuerza respecto al dólar y al cierre de sesión se alejaba de la cota psicológica de 1,30 ‘billetes verdes’. La cotización de la moneda única se situaba en 1,2883 dólares.