Méndez antes de ver al Rey: “El rescate exigirá más ajuste y nos aboca a la depresión”

mendez-5004.jpg

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha afirmado que la palabra rescate “no es inocua”, ya que llevaría aparejado una “una nueva vuelta de tuerca” y ha advertido de que la incorporación de nuevas exigencias supondría abocar a España a una depresión económica. “La palabra rescate no es inocua, siempre trae consecuencias, y si se incorporan nuevas exigencias sería abocar al pueblo español a una depresión de la que tendríamos muy difícil salir”, ha avisado Méndez en declaraciones a RNE. El Rey recibirá este martes en el Palacio de la Zarzuela a los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, ha anunciado hoy la Casa del Rey. Con ellos abordará la actual situación económica de España y analizará los recortes y reformas puestas en marcha por el actual Ejecutivo para hacer frente a la crisis, medidas que han sido contestadas con fuerza por los sindicatos.

El líder sindical ha considerado que “no es de recibo” que se pretenda construir un “muro de contención con el pueblo español” ante la especulación financiera en Europa. “Llevamos dos años con unas políticas intolerables y hay que cambiarlas”, ha señalado Méndez, quien ha reclamado una nueva estrategia europea para lograr el crecimiento económico, al tiempo que ha confirmado que UGT está preparando junto a 150 organizaciones una gran concentración en Madrid para el 15 de septiembre.

“Pretendemos que sea un gran acto de rechazo a estas políticas y la defensa del estado del bienestar y la creación de empleo”, ha indicado el secretario general de UGT, quien ha vuelto a reclamar la convocatoria de un referéndum sobre las políticas que se están aplicando. “Sería una bocanada de oxígeno democrático”

Méndez, que se reúne este martes con el Rey, ha explicado que dicho encuentro, al que también asistirá el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha sido a iniciativa del jefe del Estado y será él quien marque la pauta, aunque, según ha explicado, le trasladarán su preocupación por la situación del país y por unas políticas de recorte que están provocando un aumento del paro.

La última vez que el jefe del Estado se vio con los líderes de UGT y CCOO fue en marzo pasado, aunque en esa ocasión se entrevistó con ellos por separado, dentro de una ronda de contactos que incluyó a representantes de la patronar y que perseguía el objetivo principal de informarse de primera mano sobre las reformas económicas en marcha en el país y pulsar el estado del diálogo social.