El hijo de Jordi Pujol, implicado en una trema de corrupción que amañaba concursos públicos

oriol-pujol2.jpg

Un informe de la Agencia Tributaria sitúa al secretario general de CDC, Oriol Pujol, como “colaborador necesario” de la trama empresarial que en Cataluña supuestamente intentó amañar los concursos de concesiones de las ITV. Según informan este jueves varios rotativos, el informe sitúa también como colaborador necesario al que fue director general de Consumo y Seguridad Industrial de la Generalitat entre 1994 y 2004, Josep Tous, que el pasado marzo dimitió como número dos de la Diputación de Barcelona, tras ser detenido por su implicación en esta trama.

El hijo de Jordi Pujol sería, siempre según el citado informe de Hacienda, “el hombre encargado de aportar la influencia política y de procurar realizar los movimientos oportunos, en concreto en la subdirección de seguridad industrial”.

El político convergente, que no ha sido citado a declarar ni tampoco está imputado en este caso, que investiga el Juzgado de Instrucción número 9 de Barcelona, habría participado en un almuerzo en un restaurante barcelonés con dos de los implicados en la trama, los empresarios Sergi P. y Sergi A.

Ambos imputados hacían referencias en sus comunicaciones telefónicas a sus contactos con Oriol Pujol, a quien se referían con el nombre de Zumosol o con el de sus siglas O.P.

Ese mismo informe señala que Pujol era “el hombre encargado de aportar la influencia política y de procurar realizar los movimientos oportunos, en concreto en la subdirección de seguridad industrial”, para beneficiar los proyectos de los empresarios.

También se destaca que Pujol está “en todo momento” informado del estado de las negociaciones” y considera que “se desprende de las conversaciones que Josep Tous es la mano ejecutora de Pujol”.

La investigación sitúa al ex alto cargo de la Diputación como presunto enlace entre los empresarios imputados y el subdirector general de Seguridad Industrial de la Generalitat, Isidre Masalles, también detenido en marzo por su presunta implicación en este caso.

Facturas falsas de la empresa de la mujer de Pujol

La Agencia Tributaria ha descubierto durante la investigación de esta trama la circulación de supuestas facturas falsas en las actividades de algunos de los implicados.

Entre otras, estarían algunas facturas emitidas por una empresa de Anna Vidal Maragall, esposa de Oriol Pujol, a través de su empresa Avima Projectes, por supuestos trabajos para el imputado Sergi A., que realiza a menudo “facturas falsas o irregulares para obtener beneficios fiscales”, según el informe de Hacienda.

La juez Silvia López Mejía abrió diligencias sobre esta supuesta trama corrupta el pasado verano, a raíz de unas conversaciones intervenidas en el “caso Campeón”, en el que se investiga por cohecho al ex ministro José Blanco- que apuntaban a un posible tráfico de influencias en la concesión de los servicios de la ITV en Cataluña.

La trama habría intentado influir para que la Generalitat emitiera informes favorables para anular un concurso de concesión de varias licencias para talleres de ITV convocado por el tripartito y recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) con el fin de que se convocara un nuevo proceso hecho a medida de las compañías vinculadas a los empresarios imputados.

Pujol, “disgustado”

Oriol Pujol expresó “su disgusto” al aparecer vinculado a la trama irregular para adjudicar estaciones de ITV en Cataluña en declaraciones a Rac1.

Ha reconocido que conoce a algunos de los imputados, como a muchas personas de otros sectores, pero ha remarcado que no puede añadir mucho más porque desconoce el alcance del sumario, “que, curiosamente, se abrió ayer mismo” –día del pleno monográfico del pacto fiscal–.