Nuevas tasas universitarias: entre la congelación y subidas de hasta el 67%

universidad-dcha.jpg

Asturias, Galicia, Extremadura y La Rioja han congelado las tasas de primera matricula de las universidades públicas, lo que contrasta con una subida del 33% en la Comunidad Valenciana, un máximo del 40% en Canarias y hasta del 66,7% en Cataluña, en este caso para los alumnos de más renta. La disparidad puede observase también si se comparan los 17,4 euros más que pagarán los alumnos de las facultades de Andalucía por un curso completo (60 créditos matriculados por vez primera) y los 348 que deberán aportar de media los inscritos en los centros de Madrid, aunque la cantidad varía aquí según el tipo de carrera.

 

Desde el curso próximo, los estudiantes deberán sufragar entre el 15 y el 25 por ciento -según decida cada comunidad- del coste efectivo de las enseñanzas de grado y másteres de profesiones reguladas, como criterio general y obligatorio establecido por el Gobierno central. Si son repetidores, tendrán que asumir entre el 30 y el 100% del coste de los estudios, según el número de veces que necesiten matricularse para aprobar, lo que también ha originado una divergencia entre comunidades de incrementos porcentuales de las tasas.

Hasta ahora, el Gobierno y las comunidades solían acordar un aumento del precio de las matrículas equivalente al IPC interanual de marzo y hasta cuatro puntos más como máximo, según aprobara cada administración. El sistema ideado por Cataluña implica desde ahora que el 70% de los universitarios pagarán desde el 16,7 hasta el 66,7% más por las matrículas, en función de una escala de renta y patrimonio familiares, mientras que el 30% restante abonará lo mismo o menos que antes.

En Madrid, la subida media de las primeras matrículas será de 5,8 euros por crédito, con precios que están entre un mínimo de 21,31 y un máximo de 27,14 euros por crédito, según cinco grados de experimentalidad de las titulaciones. Canarias subirá las primeras matrículas una media del 40 por ciento para los grados (carreras adaptadas al Espacio Europeo de Educación Superior), con el objetivo de que los alumnos paguen el 15 por ciento del coste total.

Sin embargo, el incremento será sólo del 1,9 % (IPC interanual de junio) para las titulaciones de planes de estudios anteriores (y también para los másteres), ya que el Gobierno canario entiende que la norma estatal se refiere sólo a los grados. En Castilla y León, los estudiantes contribuirán con entre 200 y 400 euros más por curso para soportar en torno al 20 % del coste efectivo.

La propuesta de subida de la Dirección General de Universidades de Baleares se mueve en torno al 9 por ciento; y los universitarios de Castilla-La Mancha tendrían que abonar 185 euros más por curso completo para que su contribución pase del 12,2 al 15 % del coste, según calcula la Consejería de Educación.

Entre las comunidades donde las tasas suben más moderadamente, Andalucía aplicará un precio único de 12,49 euros por crédito en primera matrícula a todas las carreras, lo que representa un incremento de 29 céntimos (2,37% más). La Consejería de Navarra ha anunciado una actualización del 4 %; la de Cantabria ha apuntado que la subida sería “mínima” y el incremento será del 3,6 por ciento en la Universidad de Zaragoza, única pública de Aragón, lo que representa de 33 a 56 euros más por todo el curso.

El Gobierno vasco se ha comprometido a subir el IPC, si bien ha aumentado las exigencias de rendimiento académico para la renovación de las becas que concede; y Murcia no ha tomado ninguna decisión por el momento. Cataluña, Comunidad Valenciana o Navarra han anunciado sistemas de becas de compensación para atenuar el impacto de los incrementos.

En cualquier caso, estarían exentos de la primera matrícula quienes obtengan una beca general del Ministerio de Educación. La diferencia entre lo que suban las tasas y lo que cubren esas becas sería asumido por las comunidades.

Para las repeticiones, prácticamente todas las comunidades penalizarán aún más las segundas, terceras y sucesivas matrículas, de acuerdo con el nuevo criterio general, aunque con incrementos variables. Así, Andalucía las subirá en estos casos un 77 %, un 195 % y un 309 %, respectivamente; Asturias, un 5 %, un 30 % y un 40 %; y Galicia, un 20 %, un 66 % y un 90 %, aunque aseguran que se sitúan en la parte baja de la nueva banda de precios.

Los repetidores pagarán en Madrid todo el coste de la cuarta matrícula, entre 94,75 y 126,33 euros por crédito.