Nº 1655 -  24 / X / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
 

El Manantial

España hacia el rescate y Rajoy y Rubalcaba ocultos

Pablo Sebastián
 

No solo están muy mal las cosas en España en la economía y en las finanzas, sino que tampoco funciona la política. El hecho de que, tras el encuentro en Moncloa, ni Rajoy ni Rubalcaba hayan salido juntos o por separado ante la opinión pública y los medios de comunicación da una idea de la irresponsabilidades de ambos políticos, y en especial del presidente del Gobierno, tan propicio a no aparecer nunca y menos cuando hay problemas. Veremos qué hace el Gobierno durante este fin de semana, pero desde luego algo deberá decir si no quiere que el lunes, a la apertura de los mercados, España sufra un duro castigo del que sería muy difícil escapar.

De momento todo apunta a que España va de cabeza al rescate –e intervención. por parte la UE de nuestro sistema financiero, sin que Merkel y el BCE, que son la misma cosa, hayan hecho nada por evitarlo a pesar de los ruegos desesperados de Rajoy. Y todo ello en pleno estallido de Bankia y de las deudas públicas de las Comunidades Autónomas empezando por Cataluña. Estamos en la emergencia financiera y este fin de semana debe ser crucial para que el presidente Rajoy, tras su encuentro con el líder de la oposición, Rubalcaba, ponga en marcha decisiones importantes o un “plan B”, si es que lo tiene, porque la apertura de los mercados del próximo lunes puede ser de traca.

Mientras Rodrigo Rato se dedica a dar, sin pudor, conferencias sobre la situación económica de la Unión Europea, su sucesor en Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, nos dice que necesita unos 19.000 millones de euros del Estado (más los 4.600 del Frob) acudiendo a la anunciada “barra libre” por De Guindos, cuya actuación empieza a ser preocupante porque a buenas ahora se ha enterado este ministro de que fue un error la fusión de Caja Madrid y Bancaja y otro la salida a Bolsa de Bankia. Y menudo desastre ha sido el proceso de nacionalización de Bankia llevado a cabo por el Gobierno, o su error al pedir más provisiones para “todos los bancos” españoles sin hacer distingos y para que luego, y en consecuencia, haya tenido que tragarse como un faquir la llegada a España de dos auditores externos para inspeccionar nuestros bancos.

Si a este panorama estremecedor -¿de donde va a sacar ahora el Gobierno 19.000 millones para Bankia?-, añadimos la noticia de que Cataluña está en quiebra, por culpa del gobierno tripartito de Montilla o a medias con el monocolor de Artur Mas, y sumamos el regreso de la prima de riesgo española a la cota de 500 puntos, veremos que el rescate financiero de España del que han hablado el presidente Hollande, el FMI y Almunia desde la Comisión de la UE se nos presenta como algo casi inevitable.

Y parece que casi imparable por más que este Gobierno se resista a ello inútilmente porque semejante baldón le caerá en la espalda a Mariano Rajoy –Zapatero se escapó por los pelos- y supone la intervención del Ministerio español de Economía. Sobre todo tras el fallido intento de Rajoy de conseguir que la banca española se acogiera a los fondos europeos de estabilidad financiera o rescate sin pasar por los Estados. Lo que no fue atendido por nadie salvo por el presidente Hollande, muy generoso con Rajoy en París, y al que el presidente español le debería dar más apoyo que a Merkel, una vez que la canciller nos ha dado la espalda y tiene gran culpa de lo que pasa en Grecia, España e Italia por su obcecado ajuste del que los alemanes han sacado un dineral en financiación al cero por ciento.

Lo cierto es que estamos entrando en el camino sin retorno del rescate financiero de España, lo que no sabemos qué impacto y consecuencias políticas y económicas tendrá para nuestro país, pero mucho nos tememos que poco a poco lo vamos a adivinar. Lo que sí sabemos es que Rajoy y Rubalcaba no estuvieron en la tarde del viernes a la altura de la grave situación. Como se vio en su ausencia calculada e irresponsable que hace temer lo peor.

www.pablosebastian.com

Traducir artículo
Portada Republica.com

Portada

Portada Republica.com

Siguenos en:

Canal RSS Republica.es
Facebook
FlickR
Twitter
LinkedIn
Separador

Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

Portada Republica.com
Republica.com