Grecia celebrará nuevas elecciones tras el fracaso de las negociaciones para formar Gobierno

grecia-50031.jpg

La presidencia de Grecia anunció hoy que el país celebrará nuevas elecciones, previsiblemente el próximo mes de junio, tras fracasar todos los intentos de formar un Ejecutivo de coalición, incluida la última propuesta del presidente, Karolos Papulias, de crear un Gobierno integrado por tecnócratas. Grecia no ha podido constituir un gobierno a partir de las elecciones celebradas el pasado 6 mayo, cuando ningún partido obtuvo la mayoría suficiente de acuerdo a lo que establecen las leyes. Desde entonces, se han intentado sin éxito concretar coaliciones, lo que amenaza aún más a esta nación sumergida en una crisis económica que podría llevarla a la bancarrota. Los partidos se mantienen divididos en torno al plan de rescate de unos 130.000 millones de euros, condicionado a realizar importantes recortes en todas las áreas. Miles de personas han salido a las calles en los últimos meses para protestar contra estas medidas que, según algunos, son impuestas por otros gobiernos de la zona euro. “Por el amor de Dios, avancemos hacia algo mejor y no a algo peor”, ha pedido el líder del Pasok, Evangelos Venizelos. “Nuestra patria puede encontrar su camino, lucharemos por ella para encontrar su camino”, ha aseverado.

 

Los líderes de las siete formaciones que obtuvieron representación parlamentaria en las elecciones del pasado domingo se reunirán este miércoles con Papulias a las 13.00 (10.00 GMT) para debatir el nombramiento de un primer ministro y un Ejecutivo de transición que dirijan el país hasta los nuevos comicios.

La fecha de la nueva cita electoral aún no ha sido anunciada, pero los plazos que establece la legislación apuntan a que se celebrarían ya el próximo mes de junio.

La convocatoria de elecciones fue anunciada tras terminar sin acuerdo la reunión celebrada hoy por Papulias con los dirigentes de cinco fuerzas parlamentarias, en la que faltaron los comunistas y los neonazis, para debatir la propuesta del presidente sobre un Ejecutivo formado por tecnócratas.

Tras el encuentro, los líderes de las formaciones políticas se enzarzaron en cruces de declaraciones y descalificaciones en las que cada uno acusó al contrario de haber hecho fracasar la negociación. ”El país va hacia nuevas elecciones en unas condiciones muy difíciles, porque algunos pusieron los intereses de su partido por encima del interés nacional”, indicó Evangelos Venizelos, líder del socialdemócrata Pasok.

Venizelos aseguró que su partido hizo todo lo posible por pactar un Gobierno, bien de izquierdas con Syriza y Dimar, o bien de unidad nacional con otros partidos, pero “sin éxito” debido a la “actitud negativa” de los izquierdistas radicales, según dijo.

Fotis Kuvelis, del centroizquierdista Dimar, acusó también a Syriza de haber provocado nuevas elecciones por su negativa a participar en un Ejecutivo junto a su partido, el Pasok, y los conservadores de Nueva Democracia (ND).

El líder de Syriza, Alexis Tsipras, había instado a Dimar, Pasok y ND a usar su mayoría de 168 diputados para formar un Gobierno sin su formación, a la que las encuestas dan la victoria en caso de nuevos comicios.

“Habrá nuevas elecciones”, aseguró por su parte el líder del partido derechista Griegos Independientes, Panos Kammenos, quien justificó su rechazo a un Gobierno de tecnócratas en que éste hubiese servido para continuar el acuerdo de austeridad con la Unión Europea, al que su partido se opone. Kammenos acusó del fracaso de las negociaciones a Venizelos y a Andonis Samarás, líder de ND, de quien dijo que exigía ser nombrado primer ministro.