Iberdrola aumenta sus ganancias en un 0,7% apoyada en el negocio internacional

iberdrola-art.jpg

La eléctrica Iberdrola logró un beneficio neto de 1.022,3 millones de euros entre enero y marzo, el 0,7 % más que un año antes, apoyada en el negocio internacional, según la compañía, que cifra en 256 millones de euros el impacto en sus cuentas de 2012 de las medidas para atajar el déficit de tarifa. El resultado bruto de explotación (ebitda) se situó en 2.365 millones de euros, el 4,1 % más, gracias a que el aportado por la actividad internacional creció el 20,4 % y compensó la caída del 10,1 % del generado en España, descenso que la eléctrica atribuye a la regulación y las condiciones climatológicas.

El ebitda creció en todas las áreas de negocio, con subidas del 8,9 % en la actividad regulada, sobre todo por la aportación de la brasileña Elektro, el 2,7 % en la liberada y el 2,8 % en renovables. Las ventas de Iberdrola sumaron 9.331 millones de euros, con un crecimiento del 10 % respecto al primer trimestre de 2011.

Entre enero y marzo, la eléctrica produjo 38.145 gigavatios hora (GWh), el 3,1 % menos, lastrada por el descenso del 18,4 % registrado en España, donde su producción hidroeléctrica bajó el 63,4 %, la de los ciclos combinados el 51,2 % y la de renovables el 9,4 %. En Reino Unido, la generación de Iberdrola subió el 3,2 %, en Estados Unidos el 29,2 %, en Latinoamérica el 7,7 % y en el resto del mundo el 24,3 %.

En un comunicado, la energética advierte de que los recortes en la remuneración de actividades reguladas aprobadas en marzo por el Gobierno para atajar la generación del déficit de tarifa eléctrica “no ayudan al valor de las acciones del sector ni a la calificación crediticia del Reino de España”. En España, donde el ebitda fue de 1.094 millones, también afectó a las cuentas de la compañía la caída de la demanda en un 0,9 %, así como unas peores condiciones hídricas y de viento durante el trimestre.

El negocio regulado nacional aportó un ebitda de 339,1 millones, el 15,1 % menos, por los menores ingresos (que caen un 9 %) y las mayores tasas e impuestos locales (que crecen el 18,5 %). El liberalizado se mantiene en el entorno de los 540 millones. Por otro lado, el área internacional arrojó un resultado bruto de explotación de 1.271 millones de euros, el 20,4 % más, gracias, fundamentalmente, a los negocios regulado y renovable, que mejoran el 25 y el 17 %, respectivamente. Las energías renovables aportaron a la compañía un ebitda de 441,5 millones de euros en el primer trimestre, periodo en el que Iberdrola instaló 345 nuevos megavatios, el 75 % de ellos fuera de España.

En cuanto a dividendos, Iberdrola asegura que su intención es mantener una retribución al accionista con cargo a 2012 “al menos igual” a los 0,326 euros brutos por acción que repartió en 2011. Al cierre de marzo, la deuda neta ajustada del grupo era de 29.649 millones de euros, excluido los 2.011 millones del euros pendiente de cobro y correspondientes al déficit de tarifa.