Rajoy asegura que no renuncia a inyectar dinero público a la banca para sanearla

rajoy-onda-cero-500.jpg

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que su última intención es inyectar dinero público a la banca, pero que si fuese necesario, lo haría “igual que lo han hecho otros gobiernos”. “Si fuera necesario para salvar el sistema financiero español, no renunciaría a inyectar dinero público”, ha asegurado Rajoy durante una entrevista mantenida con Carlos Herrera en Onda Cero.

Rajoy, preguntado por la inyección de dinero a Bankia ha asegurado que “no está decidido que haya dinero público en esta operación”, pero “si fuera necesario para salvar al sistema financiero no renunciaría”.

Asisimo, Rajoy ha aseverado que el Consejo de Ministros del próximo viernes va a anunciar un decreto ley para sanear a la banca, que serán “medidas importantes” y que tienen el “objetivo fundamental”  de que no se tengan dudas sobre las entidades financieras españolas y para que puedan financiarse en el exterior.

El presidente del Gobierno ha negado ser partidario de la creación de un banco malo que se haga cargo de los activos inmobiliarios de la banca y ha aseverado que quiere que a las viviendas en stock se les fije un precio real y se saquen a la venta, aunque “pierdan dinero todos”. “El Gobierno quiere sacar las viviendas de los bancos y el viernes anunciaremos medidas importantes en este aspecto”.

También ha asegurado que España “no está ni lejos ni cerca de una intervención“, sino que simplemente “no nos pueden intervenir”. “Ni me genera dudas ni preocupaciones”, ha señalado el presidente, que ha aclarado que las únicas preocupaciones que tiene son el desempleo y “tomar las medidas necesarias” para acabar con él. Es necesario “ahorrar”, llevar a cabo las “reformas económicas” y dar un mensaje claro “sobre el euro”.

Pese a descartar el rescate de España, el líder el PP  no ha descartado intervenir alguna comunidad autónoma si fuera necesario. “Espero no tener que hacerlo pero si haya alguna que lo necesita, será intervenida”, ha dicho tajante.

Así, ha explicado que las CC.AA. “son España” y mencionó que el Gobierno les está ayudando. En este sentido, recordó que les ha facilitado anticipos a cuenta; duplicado el plazo para devovler dinero de los ejercicios en que recibieron de más; han puesto en marcha un plan de proveedores para que paguen todas las deudas con proveedores y han establecido la línea de crédito del ICO para que cuando vayan a refinanciar vencimientos de deuda, y nadie les refinancie, lo haga el ICO

Se llevará bien con Hollande por el bien de España

En cuanto a la victoria del socialista Hollande en las presidenciales francesas, el presidente ha asegurado que ayer felicitó al candidato y que hoy hablará personalmente con él.

Preguntado por la posibilidad de que exista un dúo Merkel-Rajoy ahora que Sarkozy deja el Elíseo, Rajoy ha aseverado que en Europa “somos 27 países” y que quiere que “España esté en el lugar que le corresponde”, como una de las cuatro grandes potencias de la Unión.

“Si tengo que subir el IVA, lo haré”

Por otra parte, el presidente ha asegurado que espera no tener que subir el IVA en 2013, pero ha dejado claro que “lo hará” si lo considera necesario para ayudar a sacar a España de la crisis, aunque sea una medida que no le gusta y aunque hubiera dicho que no lo iba a hacer.

Rajoy se ha comprometido además a dejar los impuestos como estaban antes de ser elegido presidente e incluso a bajarlos en caso de que pudiera.

“Yo prefiero no subir el IVA en 2013, pero si considero que es bueno para los intereses generales de España, lo haré y haré cualquier cosa que sea necesario para sacar a España de esta situación”, ha señalado en una entrevista con Onda Cero recogida por Europa Press.

El jefe del Ejecutivo ha asegurado que, pese a que ha tenido que subir algunos impuestos, como el IRPF, por culpa de la situación económica, “su planteamiento político y su forma de pensar” es la de bajar los impuestos. “Yo quiero bajar los impuestos, pero en una situación como ésta no puedo hacer lo que me gustaría”, ha admitido.

En todo caso, el presidente se ha comprometido a dejar los impuestos tal y como estaban antes de llegar al Palacio de La Moncloa e incluso a “bajarlos” en caso de que la situación económica lo permitiera..