Detienen al jefe del Teléfono de la Esperanza acusado de abusos sexuales a pacientes

telefono-de-la-esperanza-art.jpg

El director del Teléfono de la Esperanza de Murcia, presidente nacional e internacional de la Asociación de la Asociación de Teléfonos de la Esperanza y miembro de los Capuchinos, Jesús Madrid Soriano, ha sido imputado judicialmente por un presunto delito de abusos sexuales como consecuencia de una denuncia interpuesta recientemente por la Federación de Mujeres de la Región de Murcia en nombre de tres de sus pacientes. Fue detenido por agentes del Cuerpo Nacional de Policía el pasado 26 de abril, por la denuncia de abusos cometidos presuntamente a al menos tres de sus pacientes, valiéndose supuestamente de su posición y del delicado estado emocional y psicológico en el que se encontraban las mujeres. El detenido fue conducido a las dependencias de la Jefatura Superior de Policía de Murcia, donde fue interrogado y puesto posteriormente en libertad.

Cabe recordar que el Teléfono de la Esperanza es una organización internacional, fundada hace 40 años en Sevilla, que está presente en 29 municipios de la Región de Murcia, 25 provincias españolas, 11 países de Latinoamérica y, además, dispone de centros en Londres, Oporto y Miami. Además ha sido premiado con galardones como el que recibió en 2011 de manos del Gobierno regional de Murcia, la Medalla de Oro de la Región.

Más de 500 personas de toda la Región colaboran con el Teléfono de la Esperanza (TE), de los que 150, aproximadamente, prestan su ayuda en la sede que el TE tiene en la ciudad de Murcia. Se trata de personas voluntarias que, tras un período de formación de año y medio, se encargan de atender el teléfono y las consultas presenciales o de impartir talleres para grupos de personas con problemas, según han informado fuentes del Gobierno regional. La depresión, la soledad e incomunicación, los trastorno de ansiedad, las relaciones conflictivas con la pareja o con los hijos,  la violencia familiar o las adicciones de diversa índole son algunos de los problemas tratados por los profesionales colaboradores del Teléfono de la Esperanza, que, además, imparte talleres específicos para ayudar a quienes tienen problemas de separación afectiva, duelo, maltrato o enfermedad, entre otros.

La Diócesis de Cartagena emitió una nota oficial en relación a la acusación de abusos sexuales al director de la ONG “civil” Teléfono de la Esperanza, psicólogo y miembro de la orden religiosa de los capuchinos. A este respecto, el Obispado indicó que la Iglesia “siempre se sitúa del lado de los derechos de las personas, por eso, si bien pide con las víctimas el esclarecimiento de los hechos, también reclama para el acusado la presunción de inocencia hasta que, como resultado de la investigación policial y judicial, se dicte sentencia”.

La Diócesis dijo que “valora y tiene en alta estima el papel que realiza la Institución Civil Teléfono de la Esperanza”, y puntualizó que el hecho de que alguno de sus miembros pueda tener comportamientos no éticos o morales, e incluso posiblemente delictivos, no puede ocultar la gran labor social que esta ONG desarrolla, así como la honestidad y competencia en el trabajo de sus colaboradores y voluntarios”. ”La Iglesia siempre ha estado, está y estará del lado de las víctimas de cualquier situación de abuso”, según la Diócesis, que añadió que “también en este caso, aunque no tiene competencias sobre esta ONG, ofrece cualquier tipo de intermediación y colaboración, que pueda estar en su mano, orientada al esclarecimiento de los hechos y a que se haga justicia”.