El sector privado de la eurozona experimenta en abril un descenso en su actividad

eurozona-art.jpg

La actividad del sector privado en la eurozona experimentó en abril un deterioro mayor de lo previsto al situarse en 46,7 puntos, frente a los 49,1 de marzo, lo que sugiere que la recaída en recesión de la eurozona se extiende por tercer trimestre consecutivo, según refleja el dato definitivo del Índice Compuesto de Actividad (PMI) elaborado por Markit. De hecho, la caída registrada en abril supone el ritmo más rápido de declive de la actividad desde octubre de 2011 y una de las contracciones más fuertes desde mediados de 2009.

Los datos a nivel nacional señalaron una debilidad generalizada en toda la unión monetaria. Las desaceleraciones en Italia y España se aceleraron, y las tasas de declive de su actividad total fueron las más pronunciadas desde abril de 2009 y noviembre de 2011 respectivamente. Francia cayó aún más en territorio de contracción, mientras que el crecimiento en Alemania e Irlanda prácticamente se estancó, explicaron los autores del informe.

“El estudio sugiere que la economía se estuvo contrayendo en abril a una tasa trimestral de alrededor del 0,5%, extendiendo la contracción a un tercer trimestre consecutivo”, apuntó Chris Williamson, economista jefe de Markit. “Poco queda del núcleo de fuerza en la región. El crecimiento prácticamente se ha paralizado incluso en Alemania, y Francia se ha unido a Italia y España al registrar un fuerte ritmo de declive económico”, señaló.

En este sentido, el economista advierte de que la confianza empresarial y del consumidor parece haberse deteriorado marcadamente en la región, sugiriendo que las medidas aplicadas por el Banco Central Europeo no han tenido un impacto duradero en la economía real.