Nº 1689 -  27 / XI / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
 

El Manantial

El Gobierno tapa el fracaso de Rato

Pablo Sebastián
 

Sólo tienen que decir: “Nos equivocamos, la crisis es mayor y más profunda de lo que pensamos, tenemos que rectificar algunas de nuestras promesas y compromisos porque así lo exige ahora el interés general de España”. Eso es lo que debe decir Rajoy a los españoles, sin culpar a otros de la situación, en lugar de estar callado o de mentir con absurdas excusas en sus monólogos sin derecho a réplica. Pero eso nos parece pedirle demasiado a un Presidente huido que considera que sus ajustes y sus reformas compulsivas son una especie de desahogo o heroica actuación para alcanzar sus objetivos de déficit e incluso “modernizar” el país, y de paso criticar a quienes, legítimamente, consideran que puede haber otros caminos y otras prioridades para lograr dichos objetivos.

Para empezar hay que arreglar la situación del sistema financiero, que se ha convertido en piedra angular de la desconfianza que los mercados tienen de España, y de ahí la masiva huida de nuestra deuda pública por parte de grandes inversores. Y en este capítulo han fracasado, hasta ahora, el ministro De Guindos y también el Gobernador del Banco de España, Fernández Ordoñez, otro gran culpable de los problemas financieros del país.

Lo que no puede hacer De Guindos es tapar, como está haciendo, a su amigo Rodrigo Rato en Bankia, porque su exvicepresidente y exdirector del FMI es responsable de los graves problemas del banco madrileño al que el FMI y la prensa internacional califican de riesgo sistémico. Rato se equivocó en todo: en el nombramiento de amigotes y políticos en Caja Madrid; en su fusión con Bancaja a sabiendas que tenía los mismos problemas inmobiliarios que la entidad madrileña; y en su negativa a facilitar una integración en La Caixa. Y ahora Rato está a la espera que De Guindos, o que Rajoy, arreglen sus problemas y que el Estado cargue con los destrozos de su incapacidad para el cargo –al que nunca debió acceder dados sus antecedentes con la banca- que debe abandonar lo antes posible.

O sea está el gobierno recortando gastos sociales y tapando todos los errores y agujeros de su compañero de partido Rodrigo Rato, que es además uno de los grandes responsables de la crisis actual del sistema financiero español, que nos puede llevar a solicitar el rescate financiero por parte de la UE, como lo sugieren dirigentes de la UE y lo niega De Guindos a sabiendas que esa situación nos colocaría a los españoles al nivel de Grecia, Irlanda y Portugal.

Todas esas habilidades del “banco malo” o de una empresa para la liquidación de activos podridos inmobiliarios de la banca de España con problemas son ganas de perder el tiempo y tampoco se pueden poner al servicio de Rato y Bankia. Aquí debe primar la pretendida autoridad del Gobierno a la hora de los ajustes y las reformas y Rato debe cesar. Y a partir de ahí se debe proceder a la integración forzada de Bankia y su Banco Financiero bien en La Caixa –si aún quieren, lo que estaría por ver-, o a su intervención y reparto de activos entre primeras entidades financieras del país. Lo demás es perder tiempo y aumentar el riesgo del rescate de España por parte de la UE. Menos ajustes sociales y mas ajustes en la banca, empezando por Caja Madrid.

www.pablosebastian.com

Traducir artículo
Portada Republica.com

Portada

Portada Republica.com

Siguenos en:

Canal RSS Republica.es
Facebook
FlickR
Twitter
LinkedIn
Separador

Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

Portada Republica.com
Republica.com