Nº 1603 -  2 / IX / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
ECONOMÍA

"No se puede fiar solo a los recortes"

Dura crítica de la OIT a la austeridad y sus efectos en el empleo y el crecimiento

  • Considera que las políticas contra el déficit han tenido un efecto contrario ya que no crecen ni la confianza ni la inversión
  •   Dura crítica de la OIT a la austeridad y sus efectos en el empleo y el crecimiento
    REPÚBLICA / EP | MADRID Publicada el 30-04-2012

    Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las medidas de austeridad aplicadas por el Gobierno actual y el anterior "han afectado al crecimiento y al empleo en el corto plazo y, por el momento, no se han traducido en una reducción significativa del déficit fiscal", que era el objetivo perseguido. Raymond Torres, director del Instituto Internacional de Estudios Laborales (IIEL) de la OIT, manifestó que no se puede fiar solamente a la austeridad y los recortes en los presupuestos la recuperación de la economía y del empleo, y señaló que las políticas de reducción del déficit han tenido un efecto contrario al deseado. "Se pensaba que esos recortes iban a fomentar la confianza y la inversión, crear mayor crecimiento en algún momento y empleo, pero en realidad lo que está pasando es que sigue cayendo la confianza y la inversión", argumentó este experto de la OIT. A eso hay que sumar que el crecimiento de las exportaciones y de la inversión "no han compensado el impacto negativo que las medidas de austeridad tienen sobre la demanda privada", y que "la inversión ha disminuido debido a la caída de la inversión pública y a la contracción de la inversión privada por la restricción del crédito".

    Torres achacó la última ola de destrucción de empleo en España “a las políticas de austeridad” y consideró que esta tendencia se ha acentuado tras un breve periodo entre finales de 2009 y mediados de 2010 “en el que el mercado laboral se deterioró menos”. Tras la crisis de 2008, argumentó, las exportaciones españolas han mostrado cifras de crecimiento anual positivas, por encima de la media mundial, “lo que indica que España no tiene un problema real de competitividad, sino problemas estructurales”. Se pensaba que esos recortes iban crear mayor crecimiento y empleo, pero en realidad siguen cayendo la confianza y la inversión.

    En el terreno laboral, la OIT ha advertido a España de que los intentos por adentrarse en una “espiral descendente” de salarios podrían resultar “contraproducentes”, por lo que ha instado al Gobierno a recuperar el diálogo social para prevenirlo. En su Informe sobre el Trabajo en el Mundo 2012, la organización pone de manifiesto que los cambios adoptados por el Ejecutivo  relacionados con la regulación de los costes de despido y de los tipos de contrato no han tenido en cuenta una visión “más comprensiva” de la protección laboral. Asimismo, remarca que es “fundamental” asegurar que las personas desempleadas y sobre todo los jóvenes reciben el apoyo adecuado a la hora de buscar trabajo.

    Por todo ello, apunta que es necesario reducir el déficit en el medio plazo, pero sin poner en peligro la recuperación del mercado de trabajo, y aboga por fomentar la estabilidad fiscal al mismo tiempo que se promueva la creación de empleo, y por apoyar la inversión productiva reanudando el crédito a la economía real.

    A nivel mundial, la organización señala que existe un déficit laboral de aproximadamente 50 millones de empleos, en comparación a la situación anterior a la crisis. Asimismo, remarca que es “poco probable” que la economía mundial crezca a un ritmo suficiente como para reducir el actual déficit y ofrecer trabajo a los más de 80 millones de persones que entrarán en el mercado laboral en este periodo. En concreto, apunta que la tendencias es especialmente preocupante en Europa, aunque insiste en que la recuperación del mercado de trabajo se ha estancado también en otras economías avanzadas como Japón y Estados Unidos.

    Desequilibrios, precariedad e inestabilidad

    Además, el análisis hace referencia a los desequilibrios estructurales del mercado de trabajo tras cuatro años de crisis, al considerar que los parados de larga duración corren el riesgo de quedar excluidos del mercado laboral.

    Del mismo modo, subraya el problema de la precariedad, al señalar que el empleo a tiempo parcial y temporal de carácter involuntario aumentó en dos tercios y en más de la mitad en las economías avanzadas, a la vez que el paro juvenil se incrementó en cerca del 80%.

    Por todo ello, la OIT afirma que la inestabilidad laboral es una “tragedia” humana para familias y trabajadores e insiste en que el déficit del empleo deriva del déficit prolongado de la inversión, apuntando que la cantidad de dinero sin invertir en las grandes empresas ha alcanzado niveles “sin precedentes”.

    Crece el descontento social

    Por otra parte, el informe hace referencia al índice de Descontento Social, indicador que aumentó durante el pasado año en 57 de los 106 países, registrando sus índices más altos en Europa, Oriente Medio, África del Norte y África Subsahariana. Así, apunta que en Latinoamérica el riesgo de descontento social ha disminuido ante la recuperación del empleo y la mejora de la calidad del trabajo en algunos casos.

    Para la OIT desde 2010 la estrategia política se ha alejado de prioridades como la creación y la mejora del empleo, concentrándose en la reducción de los déficit fiscales a toda costa, por lo que insiste en la necesidad de incentivar el crédito dedicado a la economía real e introducir incentivos a las empresas por la reinversión de beneficios. Por ello, remarca que un cambio “neutral” desde el punto de vista fiscal entre ingresos y gastos lograría crear entre 1,8 y 2,1 millones de empleos en los próximos dos años.

     
     

    Hay varios comentarios

    1. Duende dice:

      Merkel es el espanto. Así lo califican la mayor parte de los comentaristas españoles. Sin embargo, fueron los españoles quienes dieron a Rajoy el triunfo y con mayoría absoluta. ¿Qué pasó? O esos comentaristas y el pueblo español fueron engañados, o sabiéndolo, se autoflajelaron. Lo de Rajoy es el paradigma del engaño; como jefe de la oposición tronaba todos los días contra Zapatero por sus políticas. Y ahora esas políticas tan perniciosas son superadas en grado escandaloso por el actual gobierno. Merkel es el espanto y Rajoy es el espejo de ese espanto…!!!

    2. Vivillo dice:

      La OIT acierta en el objetivo final de la reforma laboral del Gobierno español: despedir cientos de miles de personas con sueldos dignos y derechos y susituirlas con mano de obra barata y sin derechos.

    Feed RSS para los comentarios de esta entrada

    Lo sentimos, los comentarios están cerrados en este momento.

    Traducir artículo

    PUBLICIDAD

    Portada Republica.com

    Portada

    Portada Republica.com

    Siguenos en:

    Canal RSS Republica.es
    Facebook
    FlickR
    Twitter
    LinkedIn
    Separador

    Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

    Portada Republica.com
    Republica.com