Científicos descubren el error que dató la Sábana Santa en la Edad Media

sabana-santa.jpg

Varios expertos participantes en las sesiones del Congreso Internacional de la Sábana Santa de Valencia ratificaron los “errores” del estudio con la prueba del Carbono 14, realizado por un equipo de científicos en 1988, que dató la reliquia en la Edad Media, entre 1260 y 1390, según ha informado el Arzobispado.

Así, según el químico norteamericano Robert Villarreal, responsable del Laboratorio de los Álamos en Colorado (EE.UU.), la muestra de tela de la Sábana Santa empleada para su datación por radiocarbono, con plena seguridad “contiene algodón, el cual no existe en absoluto en la tela de lino original de la Síndone“.

Villarreal, que pronunció la conferencia Condiciones de las muestras en la datación de 1988, asegura que “la muestra que se tomó no es representativa de todo el lienzo” y que esa parte contiene, además, un remiendo “invisible” añadido durante “una reparación en época medieval”.

Además, el científico ha explicado los análisis efectuados, posteriormente, en el laboratorio de Los Álamos, con el que advirtieron que la muestra de C14 “concluye mal su datación”.

Por su parte, Emanuela Marinelli, licenciada en Ciencias Naturales y Geológicas por la Universidad de La Sapienza de Roma, disertó en la jornada acerca de las “circunstancias de la datación con C14 de la Síndone”.

Marinelli calificó de “erróneos” e “inadecuados” los procedimientos  y conductas que se llevaron a cabo para realizar el estudio del C14 ya que “se rechazó tomar más muestras” y la que se tomó “no era representativa de toda la Síndone”.  Además, recordó que “hubo filtraciones de datos  a medios sensacionalistas” porque “desde el principio el estudio se vició por problemas de publicidad”.

Según Marinelli, “la idea fue desacreditar la autenticidad de la Síndone”. Por tanto, ese estudio de 1988 “no ofrece resultados fiables”.

Igualmente, en la sesión dedicada al análisis de la ‘edad de la Síndone’, intervinieron otros expertos como el ingeniero técnico químico y miembro de la Sociedad Española de Microbiología, Felipe Montero, que abordó la datación de los lienzos por el método del C14, en el caso particular del Sudario de Oviedo.

El Sudario de Oviedo

Durante las sesiones matutinas, expertos en medicina forense defendieron las similitudes entre las huellas de la Síndone y el Sudario de Oviedo y destacaron la importancia de “hacer un estudio comparativo con las dos reliquias”.

El doctor Alfonso Sánchez Hermosilla, miembro del Equipo de Investigación del Centro Español de Sindonología (Edices), advirtió de que “estamos perdiendo cada día información” de las dos reliquias, por el paso del tiempo y que es necesario que los dos lienzos “se estudien al mismo tiempo, valorando las aportaciones de cada uno”.

Asimismo, destacó “la similitud en el número de heridas y la distancia entre ellas” en los dos lienzos históricos.

Por su parte, el catedrático de Medicina Legal de la Universitat de Valencia José Delfín Villalaín analizó el estudio “de la rigidez cadavérica” del hombre de la Síndone y señaló que el cadáver retratado en la Síndone se encontraba extremadamente rígido debido, entre otras causas, a la deshidratación, el intenso estrés al que fue sometido, al “shock hipovolémico” y la “muerte extremadamente violenta que sufrió”.

Asimismo, el doctor Villalaín citó a otros patólogos como Hyneck, Barbet o Guedda que ya habían observado este fenómeno en sus estudios.