Los helados mejoran la calidad de vida de los enfermos de cáncer

helado500.jpg

La ingesta de helados artesanales mejora la calidad de vida de los enfermos oncológicos con trastornos nutricionales. Así se deduce de un innovador estudio presentado este miércoles e impulsado por los hospitales de Sabadell y Terrassa (Barcelona), en colaboración con la Fundación Alicia y el heladero Angelo Corvitto, que demuestra que los helados no sólo aportan el valor nutricional a enfermos con cáncer avanzado, sino que éstos mejoran de manera significativa su conducta y su estado general y disminuyen la angustia, la depresión y el cansancio.

En concreto, el estudio, que ha sido publicado en una revista científica, se ha realizado en 31 pacientes a los que se les ha administrado suplementos nutricionales y en otros 39 a quienes se les ha incluido helados artesanales adaptados en su dieta.

A pesar de ser una muestra pequeña piloto desarrollada por un período corto, éstos últimos, presentan además de una tendencia a la mejora, una disminución de la estancia hospitalaria.

“La experiencia es extrapolable a otros pacientes”, aseguró la jefa del Servicio de Oncología del Consorcio Sanitario de Terrassa y subdirectora del Instituto Oncológico del Vallès, Àngels Arcusa, quien destacó que los enfermos frágiles suponen el 70% de los pacientes que atienden.

Estudian comercializar un producto especial

Por ello, ambos hospitales han incluido, tras ver los resultados del estudio, los helados en la dieta de los enfermos frágiles y estudian poder comercializar un producto adaptado para este colectivo que pueda distribuirse en los centros sanitarios.

Una opción sería la comercialización del helado desarrollado por el maestro heladero Angelo Corvitto para este estudio, que incluye una receta con un alto valor nutricional, sin tropezones ni acidez y con sabores conocidos por los pacientes.

“El helado se asocia a momentos de felicidad”, afirmó Corvitto, quien defendió el helado como alimento y su capacidad para ayudar a muchos enfermos.