Chris Hemsworth: “Ya no hay actitudes de diva en el cine”

spike tvs video game awards 2 121210

Los vengadores, una de las películas más esperadas del año, comienza este viernes su desembarco en España con una trama que reúne a superhéroes como Iron Man, Hulk, el Capitán América y Thor, un Chris Hemsworth para quien “se han acabado los días de los grandes egos y las actitudes de diva”. En una entrevista, el marido de Elsa Pataky confesó que “el negocio ha cambiado. El peso de las películas ya no recae tanto en los individuos, sino en el concepto y en un enfoque global. Lo cual es bueno, porque mantiene a todos alerta”. “Para ser honesto -añadió- creo que se han acabado los días de los grandes egos y las actitudes de diva”.

El director y guionista Joss Whedon tenía ante sí la titánica tarea de conjugar en una misma película el talento y carisma de Robert Downey Jr., Chris Evans, Mark Ruffalo, Scarlett Johansson, Jeremy Renner, Tom Hiddleston, Samuel L. Jackson, Cobie Smulders y el propio Hemsworth, sin que ninguno de sus personajes se viera eclipsado y sin que hubiera roces en el plató.

Misión conseguida, visto el fantástico ambiente que rodeó el día dedicado a atender a la prensa en Los Ángeles (en EEUU la cinta se estrena el 4 de mayo), donde los intérpretes rieron, bromearon y compartieron anécdotas de su experiencia, recalcando el compañerismo que se respiró durante la producción.

“No sé si todos normalmente se comportan así de bien en las películas, pero tengo muy claro que aquí nadie quería ser el raro”, manifestó el actor australiano, que al comienzo de la entrevista mostró con entusiasmo un álbum con fotos de momentos entre el rodaje de las escenas.

“Me sorprendió lo bien que salió todo”, admitió. “Todo el mundo pensaba que sería complicado por reunir tantos egos en el plató, y si bien la dinámica del guion sí enfrenta a los personajes, los actores entendimos que debía existir un equilibrio por nuestra parte para lograr que aquello saliera adelante”, apuntó.

En la cinta, Nick Fury (Jackson), el director al frente de la agencia de espionaje denominada SHIELD, comienza a reclutar a un grupo de superhéroes para hacer frente a la mayor amenaza a la que se ha enfrentado la humanidad en su historia, en la forma de Loki (Hiddleston), el hermano adoptivo de Thor, y sus hordas extraterrestres, ante las que se enfrentarán en una batalla épica en pleno Nueva York.

Precisamente Hemsworth sabe lo que es tener un hermano rebelde en la vida real.

Tengo dos hermanos (Liam y Luke) y somos muy competitivos. Esa rivalidad siempre ha sido muy sana, aunque nos picamos mucho. Puedo tirarles de las orejas y darles alguna paliza de vez en cuando, pero lo hago yo, nadie más. Así ocurre también en la película con Loki. Debo ser yo quien le ponga freno”, manifestó.

Thor, el film dirigido por Kenneth Branagh, recaudó 450 millones de dólares (340 millones de euros) en 2011, y el rodaje de la segunda parte comenzará en agosto bajo la dirección de Alan Taylor (“Juego de tronos”).

Será la tercera vez que Hemsworth encarne al dios del trueno, un papel que puede marcar su carrera.

La gente te identifica fácilmente con personajes tan conocidos, pero a mi favor juega que Thor lleva una enorme capa roja, el pelo muy largo y es muy musculoso. Ese no soy yo en mi día a día, así que espero poder desaparecer en otros papeles, aunque, ¿quién sabe? De momento todo lo que me ha dado este rol -confesó el actor- son beneficios”.

De momento, el actor prefiere disfrutar del presente (será padre en las próximas semanas) y tratar de seguir escogiendo buenos guiones: estrenará Blancanieves y la leyenda del cazador en junio.

“Incluso las grandes estrellas pueden rodar un éxito tremendo y un mes después estrenar una auténtica bomba”, declaró el intérprete.

“No hay receta. El mensaje es que hay que ser buena persona, tener una buena actitud y trabajar duro. Eso en la historia ha llevado a conseguir mejores objetivos que con una actitud de mierda“, finalizó.