Nº 1473 -  25 / IV / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
 

El Manantial

Rubalcaba consolida su liderazgo

Pablo Sebastián
 

Entre la insoportable levedad de José Luís Rodríguez Zapatero y su Carmen Chacón y el actual líder del PSOE y de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, hay años luz de preparación y de capacidad política, por más que su fama de intrigante y aliado de Felipe González siempre ha marcado su larga trayectoria política. Pero ahora, por fin, es él y se ha hecho con el poder que ansiaba y por el que luchó denodadamente frente a la pupila de Zapatero (la desaparecida Chacón) quien no solo dejó una pésima herencia a España -y al Gobierno del PP- sino que también le ha dejado una pésima herencia al PSOE en la derrota electoral del 20-N, en cuya noche trágica ZP se esfumó -sin dimitir de la secretaria general del partido- para intentar controlar el PSOE y heredar a Chacón.

Pero por los pelos y con audacia Rubalcaba ganó en Sevilla, luego salvó los muebles en las elecciones andaluzas (pactando con IU) y se presentó, con la habilidad mediática y comunicativa que a él le caracteriza, como triunfador en Andalucía y Asturias, y como el líder de un PSOE renovado que ha girado a la izquierda y que ha restablecido sus relaciones con los sindicatos, apoyando la huelga general. Presentándose como líder del conjunto del flanco zurdo de la política española, aunque sea a costa de sacrificar la que fue su anunciada oposición constructiva y colaboradora con Rajoy y el Gobierno del PP, a los que no da respiro y a los que gana con suma facilidad en los medios de comunicación, a pesar que teme perder el favor del que goza en RTVE, aunque su gran plataforma de lanzamiento político sigue estando en el Grupo Prisa, la SER y El País.

Rubalcaba está consolidando su reciente liderazgo –por mas que se diga que en algunas regiones han ganado los afines a Chacón- y cada día que pasa será mas fuerte e indiscutible en el PSOE, una vez que quien domina el aparato acaba dominando el partido. Y aún le queda por delante un duro y largo camino de implacable oposición mientras duren las reformas y ajustes de Rajoy, por mas que en algunas cuestiones –como en la reciente crisis del Rey- él mantiene una clara moderación y no se deja arrastrar por algunos de los disparates de Cayo Lara en IU y de otros socios radicales de la izquierda.

Además, el equipo de colaboradores destacados de Rubalcaba, Elena Valenciano y Soraya Rodríguez, está funcionando bien y han conseguido en muy poco tiempo un sitio en la política y en los medios de comunicación. Y a la espera está el jefe del PSOE de una victoria de Hollande en Francia (que haría suya), para aumentar su trayectoria de “éxitos”, mas mediáticos que reales visto que los sondeos electorales le dicen el PSOE no levanta cabeza, porque lo que gana por el lado izquierdo lo pierde por el centro. Al menos hasta que estabilice su acuerdo de Gobierno en Andalucía con IU que ya veremos lo que dura y el coste que tiene para el PSOE en toda España.

Habrá que esperar al otoño –el tiempo de los seis millones de parados- para ver si Rubalcaba y el PSOE regresan al centro de la política y pueden establecer pactos de Estado con el Gobierno del PP. Pactos que ahora son imposibles, salvo que se produzca una situación de emergencia –como un ataque final de los mercados a la deuda española, provocando el rescate de la UE-, en cuyo caso Rubalcaba debería reaccionar a favor del interés general. Pero por el momento el líder del PSOE está consolidando su liderazgo en pos de representar a toda la izquierda y trabaja incansable en el desgaste del Gobierno de Rajoy y del PP. Y ya veremos que hace y como reacciona ante la próxima cita electoral importante que será la de las elecciones vascas. Pero de aquí hasta entonces el hoy jefe de la oposición está muy en su papel y no le va nada mal sino bastante bien a pesar de la herencia recibida de Zapatero en el interior del PSOE.

www.pablosebastian.com

Traducir artículo
Portada Republica.com

Portada

Portada Republica.com

Siguenos en:

Canal RSS Republica.es
Facebook
FlickR
Twitter
LinkedIn
Separador

Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

Portada Republica.com
Republica.com