Nº 1467 -  19 / IV / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
 

OPINIÓN

Lecciones de Francia

Inocencio Arias
 

Los hados apuntan a que Hollande será el nuevo presidente de Francia dentro de dos semanas. La razón parece ser que los votantes de los candidatos perdedores de izquierdas (Melenchon, Joly) apoyarán masivamente al socialista mientras que los de la derecha de la señora Le Pen o del centrista Bayrou es harto dudoso que se pasen a Sarkozy. Bastantes de ellos se quedarán en casa y más de uno votará incluso a Hollande. La señora Le Pen no parece dispuesta a echarle una mano al actual presidente, debe pensar que una clara derrota de éste le traerá beneficios a ella en las próximas legislativas (en las presidenciales del domingo, el partido de Le Pen ha quedado primero o segundo en nada menos que 116 distritos y en la populista Marsella obtuvo el 21´22 % de los votos).

Los debates en la tele no parece alterarán las intenciones de voto. Sarkozy, como cualquier rezagado en los pronósticos, quiere que haya tres. No será el caso, Hollande, favorito, piensa que él tiene más que perder y querrá limitarlo a uno. Se repite lo que ocurrió en el 81. Giscard quería desesperadamente debatir a Mitterrand favorito en esos momentos. Tan desesperadamente que cuando el socialista impuso unas 20 condiciones para celebrar sólo uno las aceptó. Teóricamente Sarkozy, como le pasó hace cinco años con la señora Royale, será más convincente. No se cree, con todo, que el show televisivo incline la balanza.

Sarkozy puede consolarse pensando que los pronósticos fallaron clamorosamente en algunos aspectos de la primera vuelta. Pronosticaron una considerable abstención y pifiaron. Daban a entender que habría una carrera muy disputada entre la conservadora le Pen y el izquierdófilo Melenchon por el tercer puesto y se equivocaron claramente. La señora le Pen sacó 6 puntos a su rival. No erraron, mucho, sin embargo en lo que le atribuían a él.

Mientras las bolsas europeas están nerviosas y la opinión pública europea es, en principio, favorable a Sarkozy, lo que parece obvio es que Francia preocupa. Un periódico británico titula “Patético resultado en Francia”, lamentando, quizás, que los dos extremos franceses( Le Pen y Melenchon) hayan logrado nada menos que el 30% de los votos y más aún que los dos partidos mayoritarios, en un país en el que no hay partidos nacionalistas regionales, sólo logran algo así como el 54%. En otros países, lo que alarma es el carácter tibiamente europeo de los dos principales candidatos

Tanto Sarkozy como Hollande han resucitado que Francia es “especial” (la idea de “excepcionalidad” en la que se regodean tanto los franceses como los estadounidenses, estos últimos con más razones para enarbolarla), Sarkozy blande la amenaza del proteccionismo y su contrincante socialista pregona ruidosamente que ya está bien de austeridad y quiere revisar en profundidad el funcionamiento del Banco Central Europeo. Ideas todas ellas que no llenarán de satisfacción a la señora Merkel y a los alemanes. Un triunfo de Hollande, con su propósito de cambiar la posición francesa en Europa, no tranquilizará a los mercados. No están los tiempos, además, para cambiar los tratados europeos. Se abriría un melón con un sabor desconocido y, tal vez, inquietante.

Lo curioso sería que el socialista francés pretendiera acabar con la política de austeridad propugnada por la Merkel y luego quiera acudir, Francia está sin blanca, al bolsillo de los alemanes para realizar los cambios que pretende introducir.

Vivimos tiempos de zozobra.

Traducir artículo
LunMarMieJueVieSabDom
123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930
Portada Republica.com

Portada

Portada Republica.com

Siguenos en:

Canal RSS Republica.es
Facebook
FlickR
Twitter
LinkedIn
Separador

Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

Portada Republica.com
Republica.com