Nº 1657 -  26 / X / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
 

OPINIÓN

Los juegos del hambre

Daniel Martín
 

“Los juegos del hambre” es la primera novela de una trilogía que ha barrido en todo el mundo. Escrita por Suzanne Collins, nos traslada a un futuro apocalíptico donde, en lo que queda de Estados Unidos, una ciudad, el Capitolio, somete a doce distritos tras una catastrófica guerra civil. Como resultado de la “paz”, cada distrito debe enviar, anualmente, a un chico y una chica de 12 a 16 años para participar en un reality televisivo consistente en la lucha a muerte entre los 24 “concursantes” hasta que sólo quede un superviviente.

La trilogía es magnífica. Sobre todo su primera entrega. Narrada y protagonizada por Katniss Everdeen –como Lisbeth Salander, personaje crucial en nuestro siglo XXI–, la novela nos introduce en un mundo irreal que, no obstante, sirve de cruel reflejo a una sociedad egoísta y hedonista que ha olvidado los principales valores humanos y familiares. “Los juegos del hambre” es una magnífica novela de aventuras y ciencia ficción en principio destinada a un público juvenil pero recomendable para cualquiera con dos dedos de frente.

Hoy se estrena en España la película “Los juegos del hambre”, que ha triunfado en Estados Unidos y tiene visos de ser, junto a “Los Vengadores”, el gran triunfo taquillero de 2012. Es la típica producción que atraerá a los lectores de la trilogía, a los que prefieren ver que leer y a los que apuestan por el cine espectáculo.

“Los juegos del hambre”, con muchos efectos especiales y una buena dirección artística que logra reflejar el ambiente de la novela, cuenta la primera participación de Katniss en los “juegos” para mostrar al mundo no lector su capacidad de supervivencia y de heroísmo según los nuevos paradigmas sociológicos.

El filme, protagonizado por Jennifer Lawrence –bien secundada por Liam Hemsworth, Stanley Tucci, Woody Harrelson, Wes Bentley, Elizabeth Banks, Donald Sutherland y un largo etcétera de buenos secundarios–, es un entretenido juego de ciencia ficción que, menos que más, traslada a la pantalla el libro. La gran pregunta es si alguien que no haya leído los libros de Suzanne Collins se enterará de algo de lo que ocurre en pantalla.

Porque en la novela Katniss, con sus aceradas reflexiones, nos explica de qué narices va la cosa, nos introduce en los pequeños detalles de un mundo que no conocemos, nos aclara las dudas y nos cuenta cómo narices se siente ella que, a la postre, es lo que realmente importa. En el filme no hay narrador. Las cosas que necesitan explicación, sobre todo durante el reality, son comentadas por dos presentadores del programa de televisión. Con lo que se ahonda en la parodia de la sociedad moderna, tan dependiente de las pantallas, pero se ignora la carga de sobrecogimiento existencial que se va apoderando de Katniss en las novelas. Se gana en crítica a lo televisivo, pero se esconde la filosófica.

Por eso, la película resulta más juvenil, menos incómoda, que las novelas. Es mucho menos realista, menos humana, y “Los juegos del hambre” se quedan más en un juego que en un epopeya distópica. Además, los momentos más tétricos y más emotivos de la novela –en especial la muerte de Rue– quedan diluidos entre el espectáculo pirotécnico del largometraje.

Si quedasen buenos productores, alguno habría obligado, como ocurrió con “Blade Runner”, a meter una voz en off que nos explicase, que nos ilustrase, que nos sumergiese en la crecientemente oscura alma de Katniss Everdeen, adolescente obligada a jugarse la vida por su hermana y ejemplar modelo de un siglo XXI en donde no siempre se entiende por qué hacemos lo que hacemos los mayores. Sin su voz, “Los juegos del hambre”, el filme, son un simple juego de pantalla grande, un insulso espectáculo, aunque entretenido, que el peso de la novela es suficientemente importante como para sostener una producción del Hollywood de nuestros días. Es una mala adaptación, pero un filme interesante.

dmago2003@yahoo.es

Traducir artículo
LunMarMieJueVieSabDom
12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031
Portada Republica.com

Portada

Portada Republica.com

Siguenos en:

Canal RSS Republica.es
Facebook
FlickR
Twitter
LinkedIn
Separador

Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

Portada Republica.com
Republica.com