Nº 1656 -  25 / X / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
 

OPINIÓN

El Madrid se la juega en Barcelona

Julián García Candau
 

El Barcelona tiene en el Camp Nou la oportunidad de acercarse a un punto al Real Madrid. El equipo madrileño, la de salir como ganador de la Liga. Hace poco más de un mes era impensable que se llegara a esta confrontación con tanta presión. Los diez puntos de ventaja madridista, que muchos creímos que era la sentencia del campeonato, son sólo cuatro. El Barcelona, si ganara, no sólo se acercaría a un punto, sino que, además, tendría ganado el gol average dado que venció en el Santiago Bernabéu.

El partido, aun ganándolo el Barça, no sería suficiente para llevar el título de un lado al otro. En tal supuesto todavía quedaría un punto de diferencia que estaría a expensas de los resultados de las jornadas finales. El Madrid tendrá que visitar al Athletic en Bilbao, donde los barcelonistas tendrían puestas todas sus esperanzas.

La derrota del Madrid, si encima llevara aparejada posteriormente la pérdida del campeonato, sería un golpe muy duro para el entrenador del equipo, tan prepotente, polémico y maleducado, quien quedaría a los pies de los caballos. Probablemente, perdería hasta el apoyo de los ultrasureños del campo y de algún medio de comunicación que le baila el agua.

El Madrid se juega más que el Barcelona en este envite. Los catalanes han dominado durante tres años asentados en sistema envidiable. Han puesto en la cantera más inversiones que en el mercado mundial. En el Bernabéu se ha apostado más por los contratos supermillonarios. A la cantera, el actual entrenador le ha dado tan poca bola que hasta Granero, jugador de calidad envidiable, ha sido constantemente postergado para que jugara un corredor de fondo como Khedira.

El Madrid necesita ganar esta liga y para ello tiene que obtener resultado satisfactorio en el Camp Nou. Si finalmente se vieran las caras en la final de Liga de Campeones ello sería otra película. De momento, el protagonismo está en la competición española y no hacer valer los diez puntos de ventaja que se tuvo sería frustración que, probablemente, haría meditar a más de un directivo sobre la conveniencia de haber concedido tanto poder a Mourinho. Tal vez Florentino Pérez padecería la presión de sus propios compañeros de junta. En el vestuario las discrepancias con el entrenador son más que evidentes.

Desde el punto de vista estrictamente deportivo hay indicios de que el Barça no juega en plenitud. Hay varios jugadores que no están dando la talla. El Madrid tampoco enamoró en Múnich, pero necesita menos esfuerzo para marcar goles. Al Barça se le resisten las porterías contrarias. Sólo Messi, en estado de inspiración es capaz de ganar los partidos. En el Madrid hay juego más directo. Menos bonito, pero más contundente.

Cristiano y Messi no fueron los héroes en Liga de Campeones. En el Camp Nou también tienen su mano a mano particular. Y el liderazgo en el Trofeo Pichichi.

Traducir artículo
Portada Republica.com

Portada

Portada Republica.com

Siguenos en:

Canal RSS Republica.es
Facebook
FlickR
Twitter
LinkedIn
Separador

Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

Portada Republica.com
Republica.com