El Ejército sirio somete a Homs a un intenso bombardeo de morteros

homs-centro.jpg

Las fuerzas del régimen sirio han intensificado este sábado los bombardeos sobre áreas de la ciudad de Homs (centro), según denunciaron los grupos opositores, pese a la próxima llegada de una misión de observadores de la ONU. El barrio más castigado por la renovada ofensiva es el de Jalidiya, que sufre el impacto constante de proyectiles y es sobrevolado por aparatos de reconocimiento, señaló la red de activistas sobre el terreno Comités de Coordinación Local.

 

En el barrio de Bayada también se escuchan explosiones provocadas por los cohetes lanzados por el ejército, así como en el de Wa’er, que está siendo bombardeado desde la próxima Escuela Militar cada diez minutos, según los Comités. Otros barrios castigados son los de Hamidiya, Qusur y Huf, que son sobrevolados por helicópteros que marcan los objetivos.

Mientras, las ciudades de Alepo e Idleb (norte) también han experimentado actos de violencia a lo largo de esta noche, principalmente disparos indiscriminados.

Estos nuevos brotes de violencia ponen en riesgo el cumplimiento de un más que precario alto el fuego que entró en vigor el pasado jueves y que debe ser respetado por todas las partes, según lo acordado con el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó este sábado por unanimidad su primera resolución sobre la crisis siria, que supone el envío en las próximas horas de una avanzadilla de 30 observadores militares no armados que verifique el pleno cumplimiento del plan de paz.