Nº 1633 -  2 / X / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
Nacional

FRACTURA EN TRES FRAGMENTOS DE LA CADERA

Preocupación y perplejidad por el accidente del Rey en Botsuana mientras cazaba elefantes

  • "Ya le conocéis, es imparable, así que pronto le veremos renovado y contento", ha declarado el Príncipe Felipe tras visitar a su padre en la clínica
  •   Preocupación y perplejidad por el accidente del Rey en Botsuana mientras cazaba elefantes
    Rafael Halcón | MADRID Publicada el 14-04-2012

    Preocupación por el accidente del Rey don Juan Carlos mientras cazaba elefantes en Botsuana, donde sufrió una caída y se rompió la cadera de la que ha sido operado de urgencia en Madrid en la mañana de este sábado por el doctor Villamor; y perplejidad y un cierto malestar en la ciudadanía al conocer que el jefe del Estado se había ido a cazar elefantes (con unos amigos) a Botsuana en un momento en el que España atraviesa una grave crisis económica y social con ataque a la deuda pública del Estado por los mercados, y en plena pretensión de Argentina de privatizar la rama YPF de Repsol, entre otros de los muchos problemas que sufre el país.

    Además –y como parece ser habitual- la Reina Sofía estaba de viaje fuera de España (esta vez en Grecia, su país natal) y nada se sabe de los Príncipes de España que probablemente también se habrían ido de viaje fuera del país (de lo contrario no tardarían tanto en visitar al Rey, ¿dónde estaban?, convendría saberlo).

    Como fuera están en Washington y con pocas ganas de venir la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín. Al final, la única presente en Madrid era la Infanta doña Elena que fue a visitar a su padre, –aunque poco más tarde llegó sorpresivamente el príncipe de Asturias– y que también está al cuidado de su hijo Felipe Juan Froilán, quien ha sufrido dos operaciones quirúrgicas en el pie derecho tras haberse disparado casualmente en un pie, mientras practicaba el tiro en compañía de su padre Jaime Marichalar.

    En estos tiempos donde se habla de tantos ajustes y de austeridad sería bueno conocer la agenda festiva de la Familia Real, máxime si utilizan el transporte del Estado o los aviones Falcón oficiales. Como convendría saber si alguien de la Familia Real debería de permanecer en el país en estos momentos de crisis en vez de salir todos a la vez de vacaciones y festejos varios, ofreciendo una no edificante imagen, como la que ahora se acaba de descubrir por la causa del accidente del monarca.

    Además, la salud del monarca, Jefe del Estado, importa y por ello no deja de sorprender que a pesar de los problema de movilidad que tiene el Rey por sus recientes intervenciones en una rodilla y en el talón de Aquiles de un pie, el Rey se aventure a una cacería de elefantes en África por muy experto cazador que sea y mucha seguridad que lo acompañe. La prueba es que lo ocurrido –como su sorprendente viaje “oficial” a Kuwait en los pasados días- lo ha puesto en peligro y sometido a un rescate de urgencia, y se suma a no pocas noticias conflictivas y seguidas de la Familia Real, entre las que figura el escándalo del caso Noos que afecta a Urdangarín y que ha causado daño a la imagen de La Corona.

    Afortunadamente y según el cirujano Villamor el rey ha salido bien de la operación donde además de subsanar las tres fracturas sufridas se le ha implantado una prótesis que según el médico va a mejorar su movilidad.

    Los hechos

    Al parecer, el jueves pasado, Don Juan Carlos se desplazó al país africano para practicar la caza mayor, pero esa misma noche tropezó con un escalón en la residencia donde se alojaba, cayó al suelo y se fracturó la cadera. En el mismo avión privado que le había llevado a Botsuana, y acompañado por el médico de la Casa del Rey, don Juan Carlos fue trasladado a Madrid para ingresar en el hospital USP San José, donde fue operado esta madrugada. El doctor Ángel Villamor ha explicado que el rey continuará ingresado cuatro o cinco días, que volverá a ejercer tareas de despacho en unos diez días y que podrá realizar todo tipo de actividad física en uno o dos meses.

    La intervención se prolongó durante algo más de dos horas y ha consistido en la reconstrucción de la zona afectada y la colocación de una prótesis. El jefe del Estado se había roto en tres fragmentos la cadera derecha, afectada a su vez de artrosis.

    En una comparecencia informativa, el doctor Villamor ha explicado que la caída accidental se produjo al bajar un escalón y ha señalado que durante el vuelo desde Botsuana a España, de unas diez horas, don Juan Carlos viajó sentado y recibió analgésicos. El traumatólogo ha considerado “muy satisfactorio” el resultado de la intervención, tras la cual el rey ha permanecido ocho horas en observación, y ha anunciado que ya hoy se pondrá en pie, ayudado por muletas, para unos primeros ejercicios de rehabilitación.

    Todo ello ha ocurrido mientras la reina permanece en Grecia, a donde había llegado antes del accidente para celebrar la Pascua Ortodoxa con su familia griega, como ha hecho otros años; la reina Sofía regresará a España el próximo lunes. Entre tanto, la infanta Elena ha sido la primera integrante de la familia real en visitar al rey en la clínica, a última hora de la tarde, acompañada de su hija Victoria Federica.

    Doña Elena y Victoria Federica han acudido al centro médico después de acompañaren el Hospital Quirón a Felipe Juan Froilán, el otro hijo de la infanta, ingresado desde el lunes como consecuencia de una herida en el pie derecho, tras disparársele el lunes la escopeta que empleaba en unas prácticas de tiro en la finca familiar de Soria, acompañado de su padre, Jaime Marichalar.

    Posteriormente, el monarca ha recibido la visita del príncipe Felipe, quien a su salida de la clínica ha asegurado que su padre está “muy bien, muy animado, con hambre y deseando enseguida levantarse y volver a la actividad”. Don Felipe ha permanecido en el hospital USP San José cerca de una hora, en la que ha comprobado el buen ánimo del rey, que incluso está contento, ha asegurado, de haber superado el trance de la implantación de una prótesis de cadera porque era algo que él sospechaba que “antes o después iba a tener que hacerse”.

    “Ya le conocéis, es imparable, así que pronto le veremos renovado y contento”, ha manifestado el príncipe a los numerosos periodistas que le aguardaban a las puertas del centro sanitario.

    El Príncipe asumirá sus funciones

    Las dos audiencias que el jefe del Estado tenía previstas para el próximo lunes no se han suspendido y serán asumidas por el príncipe, mientras quedan pendientes otros actos oficiales de la semana, como la inauguración el miércoles de la ampliación de una refinería de Repsol en Cartagena (Murcia). El PP se ha remitido al comunicado del Palacio de la Zarzuela; el PSOE ha deseado una pronta recuperación al rey; e IU, el BNG y el PNV han cuestionado el gasto del viaje privado durante el que el jefe del Estado sufrió el accidente.

    Con la operación de este sábado, don Juan Carlos ya ha afrontado ocho intervenciones quirúrgicas, cuatro debidas a lesiones accidentales. La última fue el 4 de septiembre de 2011, cuando el rey ingresó en la misma clínica en la que hoy se recupera para someterse a una cirugía por la rotura del tendón de Aquiles a cargo del mismo doctor Villamor, que además le había implantado una prótesis en su rodilla derecha, pocos meses antes, el 3 de junio.

    La cirugía que se realiza tras una fractura de cadera es poco dolorosa y el paciente se puede recuperar totalmente en tres meses.

    Según el doctor Juan Ramón Valentí, especialista en traumatología y ortopedia de la Clínica Universidad de Navarra, el tratamiento más adecuado para este tipo de lesiones es la prótesis de cadera, la cual permite al paciente “mayor funcionalidad en un corto período de tiempo”.

     
     

    Hay varios comentarios

    1. Alfonso dice:

      Gracias, Indignado. Pero es que es indignante lo que está pasando en este país; más indignante cuando, como bien dice Miranda, estamos a punto de quebrar y de perder hasta los pantalones ante unos mercados psicópatas que no dudan en hundir un país para enriquecerse.

      Es indignante que los políticos lo permitan; es indignante que toda solución pase por exprimir a los trabajadores, que no han hecho más que trabajar para ganarse los garbanzos. Ahora resulta que son los culpables de la crisis y sobre los que cae la responsabilidad de resolverla. Es indignante que en lugar de perseguir el fraude se haga una amnistía fiscal; es indignante que muera un joven a causa de un pelotazo de goma y aquí no haya pasado nada; es indignante que un presidente del Congreso se gaste ochenta mil euros públicos en un retrato para decorar la pared; es indignante que se quiera retroceder al setenta y cinco con un código penal represivo.

      Pero sobre todo es indignante que la gente no reaccione, que nadie salga a la calle y ponga todo el país patas arriba. ¿En qué nos hemos convertido?

    2. Un indignado dice:

      Un saludo a todos,me gusta el comentario de alfonso pues para mi tiene toda la razon,yo añadiria que basta ya de tanto despilfarro de toda la clase dirigente

    3. pitriski dice:

      CON LO BIEN QUE ME CAE ESTE SIMPLON, ME CALLO LO QUE PIENSO DE EL Y TODA SU RAZA.MIENTRAS EN EL PAIS DESAHUCIAN A LOS QUE NO TIENEN TRABAJO EL H.D … DE CACERIA CON NUESTRO DINERO Y LUEGO CRITICAMOS AL YERNO CUANDO ESTE ESPECIMEN ES PEOR

    4. charlie dice:

      Todos los gilipuas se dedican a jorobar la marrana con el dinero de los demás.
      A S.M. hay que despedirlo con 20 dias de indenmnización.

    5. rodifer2000 dice:

      Que dia es hoyyyyy, 14 de abril, que el ciudadano Borbon vaya tomando nota. Esto solo puede ser una señal del destino. Republica YA

    6. Hoy no es un día cualquiera. Tal día como hoy, en 1912, el “Titanic” se hundía en el Atlántico Norte durante su viaje inaugural. Tal día como hoy, en 1931, se proclamaba en España la II República. El hundimiento del mayor y más lujoso vapor de pasajeros de la época a los cuatro días de zarpar de Southampton con destino a Nueva York constituyó una tragedia de la que todavía se tiene un recuerdo imborrable. El final de la II República por un golpe de Estado dirigido por el general Mola contra el gobierno legítimo y que derivó en una trágica guerra civil, supuso el hundimiento, también, de la democracia para el conjunto de los españoles. Hoy, 14 de abril de 2012, los españoles nos enteramos por la prensa del accidente de cadera sufrido tras una caída por el rey Juan Carlos cuando se disponía a cazar elefantes en la República de Botswana, uno de los países más pobres de África. O sea, mientras España se encuentra con un pie en el abismo y al borde del rescate; cuando miles de ciudadanos están perdiendo sus viviendas al no poder hacer frente a sus hipotecas; cuando millón y medio de familias ya no saben qué hacer con sus vidas al no disponer de ningún ingreso entre sus miembros; cuando una juventud excelentemente preparada no sabe si algún día podrá trabajar con dignidad; cuando el Ibex 35 pierde un 4% y cierra su peor semana (niveles de marzo de 2009); cuando la prima de riesgo supera los 420 puntos; cuando el presidente del Gobierno está perdiendo la aguja de marear con una borrachera de reformas que no hace cosa distinta que empeorar la situación de España cada día que transcurre; cuando no pasa día sin que se sepa algo nuevo sobre “caso Urdangarín”; cuando el nieto mayor del rey se encuentra hospitalizado por herida de arma de fuego, al manejar una escopeta del calibre 36 sin tener la edad reglamentaria para su manejo ni el correspondiente permiso de armas correspondiente; mientras el rey dijera días pasados en Barcelona que “le quitaba el sueño” el paro juvenil durante la ceremonia de la Fundación “La Caixa” (quedándose aparentemente dormido en el mismo acto); cuando la reina se encuentra en Grecia para celebrar la pascua; cuando las relaciones diplomáticas entre España y la República Argentina no pasan por su mejor momento a cuenta del problema existente entre YPF y Repsol; mientras todas esas cosas, digo, acontecen en nuestro país, el rey se dedica a la caza de elefantes en el culo del mundo. Yo, ignorante de mí, suponía que los safaris del siglo XXI sólo se concebían como safaris fotográficos. Pero no es así, se continúan matando proboscideos por el capricho de matar, a pesar de haberse reducido mucho su número como consecuencia de la caza indiscriminada para conseguir el marfil de sus colmillos y a la pérdida de su hábitat natural en favor de pastos para el ganado. Cada día entiendo menos las cosas que suceden por estos pagos. Eduardo Mendoza, con motivo de la presentación de su último libro, “El enredo de la bolsa y la vida”, ha señalado: “No debemos olvidar que España es un país pobre y cutre”. No lo sé, pero algo sí tengo claro: nunca podré tener simpatía hacia alguien que mata elefantes.

    7. prometeo dice:

      No es austeridad precisamente lo que hace el Borbón

      ¡VIVA LA REPÚBLICA!

    8. el sudaca dice:

      Siento gran simpatía por el Rey Juan Carlos , pero es reprobable que vaya a matar elefante , disgusting .

    9. Alfonso dice:

      El Rey en Botsuana, el paraíso de los diamantes; ahora que el Euro corre peligro no está mal cambiar las estampitas por algo que no pierda valor… ¡Ah, no, que estaba cazando! Cómo se nota que los recortes no les afectan a ellos. Para los desempleados no hay pasta, pero para ir a cazar al quinto coño, sí. ¿Cuánto nos cuesta cada viaje “privado” del Rey, con toda su parafernalia de escoltas, vehículos, policía, seguridad… Porque eso no lo paga él con lo que le toca en el reparto, eso va a otros presupuestos que no cuentan como gastos “reales”.

      La Reina en Grecia, el nieto en el hospital con un tiro, la hija en Nueva York, el yerno huyendo de la Justicia… Y todavía quedará gente que no quiera una república.

    10. Emilio Castelar dice:

      Ante esta triste noticia, sólo trasladarle sus palabras del discurso navideño;

      Animarle “a modificar hábitos y comportamientos económicos y sociales”, ya que el camino de la recuperación “no será corto” y “exigirá sacrificios”.

      “Sabemos todos que el camino de la recuperación no será corto ni tampoco fácil, que exigirá sacrificios”

      En fin, creíamos que estaba en Argentina, o en los USA o en Europa, o en Rusia, o en China, defendiendo los intereses españoles. Que esto a su edad, se necesita de mucho sacrificio.

      Pero quizás, eso de matar elefantes, con los años que tiene, sea otra forma de sacrificio y hacer política.

      QUE DOCTORES TIENE LA IGLESIA.

      O como diría SHING CHAN, “También se dice así”

    1 2 3 4

    Feed RSS para los comentarios de esta entrada

    Lo sentimos, los comentarios están cerrados en este momento.

    Traducir artículo

    PUBLICIDAD

    Portada Republica.com

    Portada

    Portada Republica.com

    Siguenos en:

    Canal RSS Republica.es
    Facebook
    FlickR
    Twitter
    LinkedIn
    Separador

    Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

    Portada Republica.com
    Republica.com