Nº 1663 -  1 / XI / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
 

OPINIÓN

Messi más decisivo que Kubala y Cruyff

Julián García Candau
 

La dependencia de Messi nunca la ha tenido el Barcelona con otro jugador. No la tuvo con Ladislao Kubala, ni con Johan Cruyff. Jamás ha sido tan importante un jugador para el equipo. El juego es en ocasiones casi monótono porque la sucesión de pases no tiene otro objetivo que encontrar al argentino. Con tendencia tan acusada los equipos contrarios acaban por adoptar un sistema defensivo en el que lo principal es anular a Messi. Hay momento en que se topa con cuatro jugadores. Por mucho que sus regates vayan abriéndole camino muchas veces la excursión termina con la pérdida del balón.

Kubala lideró el triunfal Barça conocido como el de “Las cinco Copas” (Basora, César, Kubala, Moreno y Manchón) con una alineación repleta de catalanes, como ahora, y su participación en las mejores jornadas fue decisiva. Sin embargo, el equipo no jugó ceñido a lo que pudiera hacer el húngaro.

Cruyff sentó plaza de estrella, costó cien millones de pesetas de la época, una fortuna, y lideró el equipo que humilló al Madrid en el Bernabéu (0-5), pero su participación en el juego nunca fue tan extraordinaria como lo es la de Messi. Es más hubo un tiempo en que ganados los laureles se pasó la temporada sacando las faltas y hasta de banda.

No salió Cruyff de manera tan triunfal como podrá hacerlo en su día Messi. A su biografía siempre se le oculta el hecho de que jugó en el Levante en Segunda División, por doce millones de pesetas, un año en que los levantinistas pretendieron ascender. Cruyff no fue el aceite del candil.

Anoche arrancó el Barça con el gol de Alexis en el minuto 13. Luego emborronó la escritura con la obsesión por penetrar por el centro de la firme zaga getafense. El equipo madrileño, visto que el equipo azulgrana no cerraba el partido se hizo el ánimo y creó algún problema a Víctor Valdés. Ya en el minuto 44 la dependencia tuvo su premio y Messi hizo el segundo para ir al descanso con cierta tranquilidad.

Lo curioso y tal vez contradictorio fue el hecho de que la goleada se consumó con dos jugadas como en los tiempos de Basora y remates de César. Esta vez centró Cuenca y remató Alexis de cabeza. El centro de Messi encontró la cabeza de Pedro. Al viejo estilo también sabe marcar. El Barça se acostó anoche a un punto del Madrid.

Traducir artículo
LunMarMieJueVieSabDom
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Portada Republica.com

Portada

Portada Republica.com

Siguenos en:

Canal RSS Republica.es
Facebook
FlickR
Twitter
LinkedIn
Separador

Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

Portada Republica.com
Republica.com