Nº 1652 -  21 / X / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
 

OPINIÓN

La Rosa de Fuego o el turismo terrorista

Luis Racionero
 

Así como en Bangkok se habla del turismo sexual, en Barcelona tendremos que empezar a hablar del turismo terrorista. Los aficionados al cóctel molotov y al contáiner en llamas se concentran en Barcelona con la más mínima excusa y organizan uno de sus aquelarres para entrenarse a no sé qué futuras revoluciones.

Así pasó el día de la huelga general que la policía estimó tres incendiarios extranjeros por cada uno local. De mí sé decir que intenté sacar el coche para ir a un restaurante y me encontré con llamas de tres metros de altura y el humo taponando las calles. Por todas partes corrían individuos altos, delgados y jóvenes, con pasamontañas y trapos para cubrirse la cara. Por lo visto acababan de tirar sus cócteles molotov y corrían en busca de nuevos objetivos.

Esto de venir a Barcelona a hacer turismo del terror como quien viene a visitar las obras de Gaudí no tiene la menor gracia y todavía menos que aprovechen una huelga general estrictamente española e intransferible para meterse ellos a disfrutar del follón. Como decía el irlandés, ¿esto es una lucha privada o me puedo meter?.

Esta fama de terrorismo que se granjeó Barcelona a principios del siglo XX y que le valió el sobrenombre de la Rosa de Fuego, fue un episodio que enfrentó a los anarquistas contra los pistoleros pagados por empresarios que no querían dar su brazo a torcer.

Es difícil saber qué ventaja pueden sacar estos grupos del entrenamiento en quemar contáiners o romper cristales, que por cierto fueron cristales o bien de bancos, o bien de tiendas de ropa íntima de señora, no sé yo con qué aviesos propósitos.

La policía estuvo de lo más comedida y actuó a pesar de las fuertes críticas que se le han dirigido a raíz de los incidentes con los indignados de la plaza  Cataluña. Por fin el gobierno va a equiparar estos actos a la kale borroka y podrá detener y retener a  los violentos.

En cuanto a la imagen en Europa de estos sucesos, tampoco hay por qué rasgarse las vestiduras, la cosa duró un par de horas y al atardecer la ciudad de Barcelona había vuelto a la normalidad.

 

Traducir artículo
LunMarMieJueVieSabDom
12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031
Portada Republica.com

Portada

Portada Republica.com

Siguenos en:

Canal RSS Republica.es
Facebook
FlickR
Twitter
LinkedIn
Separador

Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

Portada Republica.com
Republica.com