Rajoy anuncia que los Presupuestos para 2012 recogerán una caída del gasto entre un 14 y 15% de cada ministerio

rajoy-50058.jpg

Mariano Rajoy ha adelantado que las cuentas públicas que el Consejo de Ministros va a aprobar el próximo viernes, 30 de marzo, aumentan en  más de dos puntos la reducción media del gasto de los Ministerios. No será del 12%, como hasta ahora se había venido diciendo, sino que será casi del 15%. Rajoy ha recordado que el año pasado se gastó 90.000 millones de euros más de lo que se ingresó. El presidente ha dicho que el proyecto de presupuestos no está cerrado todavía pero sí ha explicado que no van por la vía de subir los impuestos al consumo. Al presidente del Gobierno se le ha pedido que haga un balance de sus primeros 100 días en Moncloa, que se cumplen el 31 de marzo, y eso le ha dado pie para volver a hablar de las numerosas reformas que ha emprendido el Ejecutivo. “Hemos fijado el objetivo, hemos marcado el rumbo y hemos tomado decisiones”, ha dicho.

El presidente del Gobierno ha afirmado que no habrá reducciones en el sueldo de los funcionarios, aunque sí congelará los salarios. Ha señalado que si las reformas dan lugar a que mejore la actividad, el déficit también se reducirá, “sin tocar los impuestos”. “No queremos tocar todo aquello que afecte al consumo”, ha dicho Rajoy, y ha recordado que sólo las pensiones subirán en los Presupuestos por una razón “de justicia” y porque congelarlas o bajarlas también afectaría al consumo. En concreto, Rajoy ha aseverado que no subirá el IVA.

Mariano Rajoy ha reiterado que los Presupuestos serán justos y equilibrados pero “muy austeros”. Una vez que este viernes se aprueben los PGE, ha proseguido, el Gobierno iniciará un nuevo capítulo de reformas, “tan importantes como las que se han hecho en estos tres meses”, que afectarán a servicios públicos, a la administración y al sector eléctrico.

Sobre la huelga general convocada para el jueves, 29 de marzo, se ha limitado a comentar que los sindicatos tienen derecho a hacerla, pero que “el Gobierno tiene la obligación de gobernar haciendo aquello que cree que es mejor para el interés general”. Y ha añadido que “el Gobierno está convencido de lo que ha hecho. Es una reforma laboral bien planteada que va a servir para crear empleo”. El presidente ha concluido: “Me gustaría que quien quiera trabajar pueda hacerlo”.