Nº 1467 -  19 / IV / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
NACIONAL

Un miembro de la realeza ante la Justicia

Urdangarin siguió vinculado a Nóos hasta 2008 pero descarga la responsabilidad en su exsocio

  • Buena parte de la declaración ante el juez del duque de Palma se ha volcado en tratar de desvincular a su mujer, la infanta Cristina, de las actividades del Instituto Nóos y de Aizoon, que se apoderaron de unos 5,8 millones de fondos públicos
  •   Urdangarin siguió vinculado a Nóos hasta 2008 pero descarga la responsabilidad en su exsocio
    REPÚBLICA / AGENCIAS | PALMA DE MALLORCA Publicada el 27-02-2012

    Iñaki Urdangarin abandonó el juzgado de Palma pasadas las cuatro de la mañana, tras 21 horas de declaración. Según su abogado, ha quedado demostrado que la infanta no ha tenido nada que ver en la trama, que no ha habido desvío de dinero a paraísos fiscales y que el duque de Palma atendió la orden del Rey, en 2006, de dejar los negocios. Son las tres patas en las que se ha sustentado la declaración del duque pero, si nos atenemos a su declaración, las conclusiones distan mucho de ser tan palmarias como pretende el letrado Mario Pascual Vives. Además, la pregunta que queda pendiente de respuesta es a qué se debió la orden del Rey de que se desvinculara de Nóos si, como ha reiterado Iñaki Urdangarin en las 22 horas de interrogatorio, él desconocía las operaciones que se tejieron a través del Instituto para desviar los fondos porque de los temas administrativos y de contratación se encargaba su exsocio, Diego Torres. Es más, ¿por qué la Casa del Rey llegó a calificar su comportamiento de "no ejemplar" si no era el duque de Palma quien tomaba las decisiones? Nóos y el entramado societario que Urdangarin y Torres montaron alrededor del Instituto sin ánimo de lucro se apoderaron de unos 5,8 millones de euros de los fondos públicos y privados que la entidad percibió mientras ambos la dirigían.

    De ser cierto que Iñaki Urdangarin solo ponía su nombre y su prestigio al servicio del Instituto Nóos mientras que el que daba las órdenes y hacía negocios era su socio en aquél momento, Diego Torres, el duque se coloca al mismo nivel institucional que su mujer, la infanta Cristina, por lo que ella podría ser llamada a declarar en calidad de testigo al igual que ha sucedido con su marido y así se lo ha hecho notar el juez José Castro. En respuesta a las preguntas de la letrada del sindicato Manos Limpias, Virginia López Negrete, que se ha centrado principalmente en el papel que jugó la infanta en todo este presunto entramado, el imputado la ha desvinculado de las operaciones llevadas a cabo a través de Nóos y Aizoon, la empresa de la que era copropietario al 50 por ciento junto a su mujer.

    Por lo que se refiere a su vínculo con Nóos, el yerno del Rey ha reconocido que siguió haciendo negocios hasta 2008, cuando dos años antes don Juan Carlos le había ordenado que lo dejara, aunque ha matizado que fueron actividades únicamente relacionadas con el ámbito privado, no con organismos públicos, y para cerrar un negocio que había abierto cuando presidía Nóos por importe de 400.000 euros.

    En cuanto al dinero desviado a cuentas opacas, la fiscalía ha destapado una cuenta con la que Urdangarin cobró en Suiza el ingreso que hizo un empresario jordano residente en ese país por su gestión para internacionalizar la sociedad Aguas de Valencia. El duque ha asegurado que su labor consistió en mediar entre la mercantil valenciana y el jordano.

    En cualquier caso, las declaraciones de este fin de semana han quedado reflejadas en una extensa transcripción: un total de 49 páginas a lo largo de las cuales queda constancia de cómo Urdangarin ha insistido en desconocer las operaciones que se tejieron a través de Nóos para desviar los fondos y ha justificado que de los temas administrativos y de contratación se encargaba Torres, de quien, sin embargo, ha destacado sus capacidades y su profesionalidad. Eso en sus primeras respuestas al juez Castro porque después, a preguntas del fiscal Pedro Horrach, el duque ha descargado toda la responsabilidad en Torres asegurando haber acabado enfrentado con él. Según el yerno del Rey, Torres, que llegó a actuar a sus espaldas, era quien ponía los precios a los contratos. “¿Le robó Diego Torres?”, le llegó a preguntar el fiscal. Respondió que sí.

    La previsible comparecencia de su exsocio ante el magistrado podría dar lugar a un careo entre ambos en caso de que se produzcan contradicciones entre sus dos versiones de los hechos, tal y como lo establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim), aunque para ello hay que esperar a que Torres pida deponer de forma voluntaria o a que el juez decida citarlo. El exsocio del duque se acogió a su derecho a no declarar hace un par de semanas, cuando fue citado por el juez. Preguntado por este asunto, el abogado de Urdangarin, Mario Pascual Vives, no ha querido responder a los periodistas al abandonar el juzgado que Pascual Vives por tratarse de “una cuestión procesal” y ha remarcado que para su defendido el procedimiento judicial “acaba de empezar”.

    Dos días y 22 horas de comparecencia

    Durante su comparecencia, el Duque de Palma ha acotado su responsabilidad en las sociedades investigadas y se ha desvinculado de la propiedad y la gestión de la mayoría de ellas. Y es que los investigadores apuntan a que el supuesto desvío se produjo a través de mercantiles de las que eran propietarios y administradores: Nóos Consultoría Estratégica, Aizoon S.L. –de la que la Infanta es copropietaria al 50 por ciento–, Virtual Strategies S.L., Shiriaimasu, Intuit Strategy Innovat y De Goes Center For Stakeholder Management.

    Unas sociedades que centran el foco de atención de las investigaciones junto al propio Instituto Nóos, que entre 2004 y 2007 recibió del Govern balear y la Comunidad Valenciana un total de 5,8 millones mientras que de entidades privadas percibió hasta 4,4 millones de euros.

    En concreto, sobre los dos foros de turismo y deporte celebrados en Palma entre 2005 y 2006, aseguró en la primera sesión de su interrogatorio que fue el exdirector general de Deportes del Govern balear José Luis ‘Pepote’ Ballester quien le propuso en 2005 la organización de un foro sobre este ámbito al considerar que Baleares había quedado “descolgada” tras no lograr ser sede de la Copa América, evento que acogió Valencia, ni tampoco subsede olímpica.

    Precisamente, sobre Ballester Urdangarin, que se ha convertido en el primer miembro de la Familia Real que declara como imputado, ha negado que en 2007 presionase a éste para que le abonase cantidades pendientes por el segundo foro que el Instituto Nóos organizó en Palma un año antes, en contra de la versión que ofreció el exalto cargo de Jaume Matas cuando fue interrogado por el instructor del caso Palma Arena.

    El marido de la Infanta admitió que llamó a ‘Pepote’ por este asunto, si bien no para exigirle el pago de 400.000 euros que quedaban pendientes por el evento, puesto que entonces él ya no presidía Nóos, sino para mediar entre Torres y Ballester con el objetivo de facilitar que el Govern pagase a la entidad.

    Salen a relucir Camps y Barberá

    En cuanto a los eventos que Nóos organizó en Valencia, Urdangarin llegó a mencionar los nombres de la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberà, y del expresidente de la Generalitat Francisco Camps. De hecho, desveló las reuniones previas que mantuvo con Barberà y Camps, antes de que, tan sólo tres días después, fuese adjudicada al Instituto Nóos la organización de las jornadas sobre turismo y deporte denominadas Valencia Summit.

    Respecto a la presunta red de evasión fiscal que Urdangarin y Torres crearon para desviar los fondos obtenidos por Nóos, el imputado también se desvinculó de estas operaciones. Sin embargo, fue interrogado por una segunda red internacional dirigida a desviar fondos a paraísos fiscales, respecto a la cual también negó que la empresa Global, de la que percibió 300.000 euros en 2007, estuviese relacionada con operaciones en el extranjero puesto que en realidad pertenece en realidad al empresario y presidente del Club Balonmano Ciudad Real, Domingo Díaz de Mera.

    El duque saca de quicio al juez

    En la segunda jornada de la declaración del duque de Palma, Iñaki Urdangarin, al juez Castro ha habido muchos “no lo recuerdo”. Tanto es así que, según ha informado elmundo.es, el juez llegó a espetarle en el interrogatorio: “Para decir esto, es mejor que no hubiera venido a declarar”.

    En otro momento del interrogatorio, llegó a insinuarle al duque de Palma que sus evasivas podrían provocar la imputación de su esposa, la infanta Cristina, según el diario El País. Durante la declaración ante el juez, Urdangarin se ha referido en todo momento a su esposa como “la infanta doña Cristina”.

     

     

     
     

    No hay comentarios

    Feed RSS para los comentarios de esta entrada

    Lo sentimos, los comentarios están cerrados en este momento.

    Traducir artículo

    PUBLICIDAD

    Portada Republica.com

    Portada

    Portada Republica.com

    Siguenos en:

    Canal RSS Republica.es
    Facebook
    FlickR
    Twitter
    LinkedIn
    Separador

    Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

    Portada Republica.com
    Republica.com