Nº 1656 -  25 / X / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
 

OPINIÓN

Otro 23F

Patxi Andion
 

LA GENTE SABE que entre hombre y ciudadano cabe igual el pelo que no entra por la aguja que el camello que logra entrar. Todo depende de quién mida esa distancia y para qué. Desde el individuo que se alimenta y despeña cada mañana los sueños por el túnel del metro hasta aquel que busca entre los datos de la prensa gratuita la nota que le permita aguantar otra jornada más sin desesperar, entre quien pena y quien goza de la misma cosa, entre quien se siente dichoso de volver a coger el metro cada mañana para cumplir el objetivo de trabajar y el que despierto desde antes desearía pasar el mismo sueño y exacto frío, no queda mayor hueco que sus derechos. Mejor dicho: el ejercicio de sus derechos. De sus derechos de ciudadano y los de individuo. Por ejemplo el derecho de buscar y buscar tras la lectura de la prensa gratuita en la prensa escrita de ese 22 de Febrero, alguna nota al respecto de que hoy, será 23 de Febrero. Pasa página tras página de los dos diarios con mayor cobertura del país y llega irremisiblemente a las noticias sobre el Real Madrid sin haber encontrado una sola referencia anticipada a la efeméride. Seguro que hoy, a la vez que este periódico, habrá en los de papel (me acuerdo de aquella Estrella de papel. El mejor periódico con la mejor mancheta) referencias al respecto, pero ayer: nada de nada. Cero. Como si nunca hubiera sucedido o fuera mejor olvidarlo.

Las aguas de la memoria histórica andan revueltas desde que el Supremo parece que hubiera cambiado la toga por la camisa azul con el yugo y las flechas en el sagrado nombre de la ley. Esa que anda por los juzgados de legajo en legajo, de sala en sala, de año en año, hasta que alguien poderoso se interesa y de pronto todo se acelera. La gente sabe que le toca guardar la figura cuando le acusen de que su crítica es subversiva pues cuestiona el sistema entero y sabe que la memoria es una anguila del Tajo, igual vale para comer como para que se coma los organismos de los aljibes. También al parecer, la memoria puede tener rostros diversos. Todo depende de la claridad del recuerdo.

La gente sabe que un día como hoy, le secuestraron el futuro y hasta aquella dejación que le fue forzada a aceptar entre la ruptura y la transición, de pronto, tampoco valía para nada pues aquellos que en el recuerdo del antiguo régimen buscaban la vuelta atrás, no distinguían entre una y otra y entraban en el mismo saco, por poner un ejemplo, Adolfo Suárez y Pablo Castellano. No. La gente sabe que en aquellos momentos de pacotilla democrática, el esperpento uniformado representaba la función aprendida, en verso o en prosa y que igual daba ocho que ochenta. Por eso durante aquellas horas la angustia se tapaba tras la incredulidad. El temor tras la vergüenza y todo consistía en ver de qué manera se iba a dejar caer el telón de aquella mamarrachada digna de todos los Goya.

Hoy, en este 23F amansado. Roto el futuro inmediato y cautivo el ejército rebelde de los sueños. La gente se asoma las atalayas domésticas en calzoncillos sin tener que buscar entre las viandas pues son contadas, ni entre las esperanzas pues están a buen recaudo en la hipoteca. La gente sabe que aquello no volverá a pasar que ya es algo en estos días en los que cada mañana sucede lo que el día anterior era imposible que sucediera. La gente sabe que el sainete tuvo lugar porque desde muchos sitios se cerraron los ojos y desde otros se dejaron querer. Y la gente sabe que toda vez que se cerró en falso, como tantas cosas en la historia democrática de este país, se aconseja dejarlo estar. Por eso ayer nadie se hacía eco de nada. La gente sabe. Pero no cree. Ojo.

Cada mirada es una y todas pues de todas las formas de mirar solo hay una de ver. Febrero

Traducir artículo
Portada Republica.com

Portada

Portada Republica.com

Siguenos en:

Canal RSS Republica.es
Facebook
FlickR
Twitter
LinkedIn
Separador

Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

Portada Republica.com
Republica.com