Obama se anima a cantar blues en la Casa Blanca

El presidente de EEUU, Barack Obama, disfrutó hoy de una velada de blues en la Casa Blanca amenizada por gigantes de la música como BB King y Mick Jagger, y de nuevo se animó a cantar. “Una de las cosas de ser presidente es que algunas noches, cuando quieres salir y simplemente dar un paseo, no puedes hacerlo. Y eso es frustrante. Pero también hay otras noches en las que BB King y Mick Jagger vienen a tu casa a dar un concierto”, bromeó Obama antes de la actuación.

El blues “habla de algo universal”, dijo Obama en la sala este de la Casa Blanca, donde se celebró la velada en el marco de las conmemoraciones por el mes de la Herencia Negra. “Nadie pasa por la vida sin alegría y dolor, triunfos y penas. El blues transmite todo eso, a veces con una sola letra o una nota”, apuntó después.

La noche prometía y tanto el presidente como la primera dama, Michelle, disfrutaron como niños del concierto en primera fila.

Entre el público también estaban la suegra de Obama, Marian Robinson, que vive con ellos en la Casa Blanca, miembros del Gobierno como la secretaria de Salud, Kathleen Sebelius, congresistas y otras autoridades.

BB King, de 86 años y el “rey del blues”, como lo llamó Obama, abrió el espectáculo cantando con otros de los artistas invitados una versión de “Let the Good Times Roll”. Leyendas de la talla de King y Buddy Guy compartieron escenario con músicos más jóvenes como Gary Clark Jr.

Jagger, otra leyenda, se mostró entusiasmado y en muy buena forma. Su actuación, interpretando primero en solitario “I Can’t Turn You Loose” y luego “Commit A Crime” con Jeff Beck, puso en pie a Obama y a la primera dama.

El líder de The Rolling Stones escribió varios comentarios en Twitter hoy previos al concierto sobre los ensayos en la Casa Blanca.

En uno de ellos comentó que Obama se coló unos instantes en los ensayos y se mostró “muy relajado y feliz”.

Tan relajado estaba en el concierto que, pese a que opuso algo de resistencia cuando Buddy Guy lo animó a cantar, finalmente cogió el micrófono y entonó unas líneas de “Sweet Home Chicago”, la canción que cerró la velada.

El pasado 19 de enero el presidente entonó el clásico “Let’s Stay Together” (Vamos a estar juntos) en un acto de recaudación de fondos en el Teatro Apollo de Nueva York, en un guiño a su autor, que se encontraba entre el público, el reverendo Al Green, considerado una de las leyendas del soul estadounidense.

“Y… estoy tan enamorado de ti”, cantó Obama entre los aplausos de los cientos de seguidores demócratas presentes en el teatro.

Poco después, Michelle reveló en una entrevista en televisión: “Él tiene una bonita voz y me canta todo el tiempo”.