El Gescrap Bizkaia pone un pie en cuartos (60-59)

raullopez_recortada.jpg

El Gescrap Bizkaia sigue haciendo historia tras superar (60-59) al Montepaschi Siena con una última y brillante acción de Raúl López, que deja a los vascos a expensas de sí mismos para, en su primera participación en la máxima competición continental, clasificarse para los cuartos de final.

Un pírrico primer cuarto (7-8) no dejó adivinar las intenciones de ninguno de los equipos, que por distinto motivo no acudían al envite en su mejor momento. Los bilbaínos acusaron la inactividad de casi dos semanas, mientras que los transalpinos parecieron notar el sobreesfuerzo realizado para sumar su cuarta Copa de Italia consecutiva.

Pese a adecentar sus porcentajes de tiro, el luminoso al descanso se antojó escaso (21-22) para un partido del más alto nivel europeo, en el que ambas escuadras se jugaban tanto. En el apartado individual, Vasiliadis para los ‘hombres de negro’ e Igor Rakocevic para los de Pianigiani, con cinco y seis puntos respectivamente, evitaron el sonrojo generalizado.

Tras la charla de los técnicos, los quintetos regresaron con energía renovada al parqué. Especialmente significativa fue la aportación de Marko Banic, con siete puntos para empatar (39-39) el partido a falta de diez minutos.

La diferencia de nivel mostrada por el Siena respecto a envites anteriores, se explica por los cuatro puntos anotados por Bo McCalebb –la revelación del pasado Campeonato de Europa– en casi 20 minutos sobre la cancha.

Los últimos instantes del partido estuvieron repletos de alternancias en el electrónico, aunque siempre eran los españoles los que iban a remolque de los de Pianigiani, merced al buen hacer de Raúl López, Mumbrú y Marko Banic, en la faceta anotadora, en una noche fatal para los tiradores.

Finalmente, los de Fotis Katsikaris se hicieron con el partido (60-59) tras un carrusel de tiros libres que se decidieron con una canasta ‘in extremis’ de ’2′ de Raúl López, que deja a los vascos muy cerca de los cuartos de final de la Euroliga, en una jornada en la que más que ‘efecto Miribilla’ se puede hablar de una noche mágica.

Las cábalas

Con el Montepaschi ya clasificado, el Real Madrid está obligado a superar este jueves al Unicaja y a propinar una severa paliza en la última jornada a domicilio a los italianos si no quiere quedar a expensas de un tropiezo bilbaíno en Málaga en la última jornada.

GESCRAP BIZKAIA 60-59 MONTEPASCHI SIENA

GESCRAP BIZKAIA: Jackson (-), Vasileiadis (6), Mumbrú (10), Hervelle (-), D’Or Fischer (7) –quinteto inicial– Raúl López (15), Blums (3), Grimau (2), Banic (16), Mavroeidis (1).

MONTEPASCHI SIENA: McCalebb (12), Thornton (4), Moss (10), Stonerook (6), Andersen (-) –quinteto inicial– Zisis (-), Rakocevic (14), Ress (5), Aradori (3), Lavrinovic (2), Carraretto (3).

ARBITROS: Dubravko Muhvic (Croacia), Boris Ryzhyk (Ucrania), Luis Lopes (Portugal). Eliminaron a David Moss (Montepaschi Siena) por cinco faltas.

PABELLÓN: Bilbao Arena. 9.922 espectadores.