Nº 1652 -  21 / X / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
 

Entre todas las mujeres

 

Mientras, en Sevilla, el PP remataba con vítores y aplausos su decimoséptimo Congreso, en otras cincuenta y siete ciudades españolas unos cuantos miles de personas, espoleadas por CCOO y UGT, salían a la calle con gritos y pancartas contrarios a la reforma con la que el Gobierno trata de recomponer la lamentable situación laboral en la que nos han instalado, un poco, la crisis global y, un mucho, la torpeza del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Esto de la “acción sindical” es algo de difícil explicación democrática. Sin más legitimidad que la de su propia historia, avalada por las libertades constitucionales, y con un representatividad más que discutible, las centrales sindicales, una elefantiásica máquina burocrática, tienen que hacerse notar para dar fe de su propia existencia. Lo hacen en la calle, y con ruido, en ceremonias más próximas a la extorsión y la amenaza que al más deseable y representativo debate parlamentario que merece el caso. Hay que admitirlo porque forma parte del folclore político local; pero confieso que, en cuanto ciudadano y contribuyente, me irrita que un solo céntimo de mis impuestos sirva para alimentar esas máquinas de desviación de poder y retribuir a las legiones de profesionales del sindicalismo que, con raíces que vienen de lo peor del franquismo, se perpetúan, crecen y multiplican al calor del “respeto” con que les tratan los partidos políticos, los únicos representativos del pueblo español.

El Congreso del PP, que es hoy asunto del máximo interés, terminó igual que comenzó: a mayor gloria de su reelegido presidente Mariano Rajoy. Es natural. Después de ocho años de orfandad aznarita, Rajoy ha instalado al partido de la gaviota en unas dosis de poder – nacional, autonómico y local – que nunca jamás tuvo en España un partido político. No estaba previsto que así fuera o, por lo menos, éramos muchos quienes no lo preveíamos y la fuerza de lo evidente es todo un pedestal para el brillo de la realidad.

En el Congreso, pleno de afirmaciones centristas y cua-jado de formulaciones socialdemócratas, quedó claro que Rajoy sostiene su poder en dos brazos fundamentales. Soraya Sáenz de Santamaría es el poder en el Gobierno y María Dolores de Cospedal lo encarna en el Partido. Son dos mujeres de probada capacidad y sólida formación y, en consecuencia, salvo el discutible pluriempleo de De Cospedal como presidenta de Castilla-La Mancha, no hay nada que objetar.

También en curioso paralelismo con el Congreso del PP, la mutante socialista Rosa Aguilar se les apareció a los cordobeses, en un mitin con Alfredo Pérez Rubalcaba y José Antonio Griñán, para ir calentando la candidatura del PSOE con vistas a los comicios autonómicos de marzo. Aguilar, que siempre sorprende por su gran desparpajo y su lejanía de la realidad, aprovechó que el Guadalquivir pasa por tan histórico lugar para decir que “la derecha quiere ponernos a las mujeres una mordaza y mandarnos a nuestras casas”. Decir algo así, en simultaneidad con el hecho de que Rajoy ha puesto al PP en manos de una mujer, después de haber puesto el Gobierno en manos de otra, es una provocación para que todos los grandes pensadores cordobeses, desde Séneca a Maimónides, salgan de sus tumbas para mostrar perplejidad y afearle a la ex ministra su cercanía a la falacia y su distancia del juego limpio.

Majaderías aparte, el Congreso del PP, pendiente de los próximos resultados electorales en Andalucía y Asturias, cierra totalmente el ciclo aznarita del partido. Ya es Rajoy quien le pasa la mano por el hombro a José María Aznar y no al revés, como ocurrió hasta el decimosexto Congreso. En política, como en aritmética, lo único concreto y verda-dero son los números y los de Rajoy brillan por sí solos.

Traducir artículo
LunMarMieJueVieSabDom
12345
6789101112
13141516171819
2021
2223242526
2728293031
Portada Republica.com

Portada

Portada Republica.com

Siguenos en:

Canal RSS Republica.es
Facebook
FlickR
Twitter
LinkedIn
Separador

Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

Portada Republica.com
Republica.com