Dívar: “Aunque todos somos iguales ante la ley, las circunstancias de Urdangarin son diferentes”

El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo, Carlos Dívar, ha afirmado este lunes en la Comisión de Justicia del Congreso que “todos somos iguales ante la ley y no existen privilegios” para añadir que, pese a la existencia de dicha igualdad “las circunstancias son diferentes, y la verdadera igualdad es tratar diferente circunstancias que son distintas”. De este modo, el principal representante del Poder Judicial ha pretendido dar por zanjada la polémica suscitada desde que el pasado viernes la portavoz del CGPJ, Gabriela Bravo, señalara en una entrevista televisiva que “no todos los imputados son iguales” en relación con la decisión del juez de Palma de Mallorca de no grabar en vídeo la declaración que tiene previsto prestar el próximo día 25 el Duque de Palma, Iñaki Urdangarin.

Dívar ha señalado ante los diputados presentes en la sesión que las palabras de Bravo se han interpretado erróneamente “como diciendo que no todos somos iguales ante la ley, lo que en modo alguno quiso decir si se lee el contexto de su disertación”.

Durante el turno de réplica de su comparecencia parlamentaria, convocada para que Dívar expusiera la última memoria del CGPJ, correspondiente a 2010, el presidente del Poder Judicial ha explicado que pese a la igualdad “hay aforamientos concretos” por pertenecer, por ejemplo, al Poder legislativo”.

“Este aforamiento, lejos de ser un privilegio supone una carga por la expectación que en un momento determinado se produce”, ha afirmado Dívar. Ha insistido en que la desigualdad no es ante la ley ni los procesos, “sino ante los medios de comunicación y la expectación ante la opinión pública”

En alusión al portavoz de Izquierda Plural Gaspar Llamazares, quien este lunes insistió en que no acata la sentencia del Tribunal Supremo que ha condenado a Baltasar Garzón a 11 años de inhabilitación, Dívar se ha referido a la última resolución del alto tribunal sobre el ex magistrado, que archiva una segunda causa abierta contra él por los cobros que recibió de la Universidad de Nueva York. “Lo que sí hago es acatar y respetar. Y no sé qué quiere decir no acatar, pero esa es una posición de grupo que también respeto”, ha manifestado.

En tono pedagógico, Dívar ha explicado a los diputados que “hay  que distinguir entre justicia jurisdiccional, poder judicial e impulso legislativo” puesto que las actuaciones de la justicia en ocasiones se confunden. Ha añadido que ni el Ministerio de Justicia, ni la Fiscalía ni el Tribunal Constitucional forman parte del Poder Judicial, y que ello a veces parece desconocerse.

Respeto a la Justicia

Según el presidente del CGPJ, en relación con los jueces “no podemos descalificar a las personas que en principio actúan con probidad y con justicia, como son la mayor parte de los magistrados y jueces de España”, entre los que incluye a los del Tribunal Supremo.

Sobre aquellas cuestiones en las que un juez se pueda extralimitar, Dívar ha remarcado que “serán corregidas” bien por la vía disciplinaria o mediante la imputación de un delito, según corresponda.

“Ya quisiera yo que los políticos, cuando se equivocan, tuvieran la cantidad de recursos que tiene el poder judicial para corregir sus propios defectos”, ha manifestado el presidente del órgano de gobierno de los jueces.

Asimismo, y sobre las críticas al lugar en el que ha podido quedar la justicia española tras la sentencia de condena a Garzón, Dívar ha manifestado ésta constituye “un Estado de Derechos y garantías en todos los sentidos”, y que si hay errores “se pueden corregir”.