Nº 1593 -  23 / VIII / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
 

OPINIÓN

Reforma laboral, Franco y Millán-Astray

Fernando Glez. Urbaneja
 

El ministro de Exteriores que tiene memoria del anterior régimen cita alguno de los tópicos de la facundia de Franco al referirse al caso Trillo y la embajada en Washington. Tiene su gracia la cita en sí misma y por lo indica del universo de referencias del ministro. He leído esta mañana otra referencia a otro clásico del pensamiento militar, en este caso para ilustrar la reforma laboral que el Gobierno aprobará mañana y que según Rajoy va a ser “amplia, profunda, equilibrada y útil”. Amén. La ministra del ramo advirtió antes que la reforma “gustará a todos”, pues amén con música de gregoriano. La ministra Báñez, de la que se conoce poca obra sobre la materia, despachó esta semana en el Congreso la propuesta de los “cien economistas” (que sí tienen obra reconocida) sobre un contrato único con una doble escala de indemnizaciones por despido (procedente e improcedente) con un contundente “no es posible por inconstitucional”. ¡Vaya pedrada!

A Luis Garicano, economista con obra y prestigio, que forma parte activa de “los cien” y que contribuye al blog económico más interesante y sugestivo del panorama, (nada es gratis: http://www.fedeablogs.net/economia/) le ha sentado a cuerno quemado el comentario de la ministra y recurre al pensamiento militar con el título “¡muera la inteligencia!” que hizo famoso como exabrupto el General Millán-Astray, en irritada respuesta al rector Unamuno en el aula magna de la universidad de Salamanca.

Está bien traído el título aunque parezca exagerado. La ministra salió bizarra: “inconstitucional… y punto”. Garicano se pregunta si la ministra se ha empapado en la materia. Es probable, dicen que es persona trabajadora y atenta, que es buena gente. Y cuentan que desde la oposición los populares pidieron papeles a varios despachos laboralistas para aproximarse al abismo de la reforma laboral.

El despeje de la ministra es ligero, innecesario, impropio de una persona de fuste. El contrato único puede ser inconveniente por muchas razones tácticas, políticas y prácticas, pero no es ni inconstitucional ni una simpleza. La ministra se merece la comparación con el legionario audaz y deslenguado.

Este Gobierno empieza con mucho crédito, bastante confianza en un momento difícil y parte con la ventaja de que tiene a quien culpar de todo lo que ocurre. Pero hay plazos, límites y desgaste del crédito. Ninguna reforma laboral es completa, justa, equilibrada… ni puede gustar a todos. Esos comentarios en boca de Rajoy o de Báñez son sospechosos por irreales y vanos. Esta es una materia importante como para despacharla con eslóganes baratos y patadón y tente tieso.

La reforma laboral es un asignatura decisiva en la actual coyuntura, conviene presentarla con paciencia, con firmeza, con modestia y con mucha seriedad, con más pedagogía y buscando amigos y no innecesarios adversarios decepcionados antes de empezar.

No se conoce el detalle de la reforma, Rajoy se ha reservado los redactados definitivos y todo es posible, incluso que la montaña alumbre un ratón, o que salga un león. Los recientes acuerdos entre sindicatos y patronal son importantes (lo señalaba esta semana Marcos Peña, presidente del Consejo Económico Social, que es persona con obra y conocimiento de la materia) pero han pasado desapercibidos. Lo mismo ha ocurrido con los convenios de Construcción. Metal y Cajas. Aquí hay mucho despiste, y atina Luis Garicano cuando recuerda a Millán-Astray. “Muera la inteligencia” y viva la propaganda, la apariencia, el eslogan y el argumentario de tertulia.

fgonzalu@nebrija.es

Traducir artículo
Portada Republica.com

Portada

Portada Republica.com

Siguenos en:

Canal RSS Republica.es
Facebook
FlickR
Twitter
LinkedIn
Separador

Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

Portada Republica.com
Republica.com