Nº 1570 -  31 / VII / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
 

OPINIÓN

Ajustar para crecer o crecer para poder ajustar

Primo González
 

Rajoy acude hoy a la sede del Gobierno alemán, la Cancillería de Berlín (de ambiente nítidamente español, construida por Acciona y adornada con una escultura de Chillida, casi tanto como jugar en casa) para hablar con la señora Merkel, la jefa de Europa. En las últimas horas se han comentado en medios políticos y económicos algunos de los asuntos principales del temario, aunque no hay que ser muy avispado para suponer que Rajoy acude a la capital alemana en vísperas de la cumbre europea, tan decisiva como casi todas las demás anteriores, para conseguir que la Unión Europea eche un cable a España dada la comprometida situación a la que ha llegado la economía en estos prolegómenos del año 2012. Los conservadores han llegado al poder en España con un manojo de ideas reformistas y un largo recetario de ajustes fiscales, todos los cuales deberían generar una rápida recuperación de la economía.

Pero las cosas no eran tan fáciles como parecía. Los ajustes se han empezado a hacer, pero a mitad de camino se está viendo que han de ser mucho más profundos de lo previsto porque por el medio se ha cruzado un grave obstáculo: el frenazo económico de Europa y la recesión específicamente española. Con las previsiones del FMI y del Banco de España en la mano (caídas del PIB este año del 1,7% y del 1,5% respectivamente), el camino de la austeridad y de los ajustes tiene ya poco recorrido, como no sea conducirnos al suicidio. En suma, la recuperación de los equilibrios sigue siendo tan imprescindible como hace unos meses o más, pero el calendario no puede ser el mismo, hay que estirarlo. Hacer estas cosas de golpe y porrazo puede ser una temeridad.

Las negras previsiones sobre el futuro inmediato de la economía española se han conocido en las mismas fechas en las que en Europa ganan peso las reflexiones sobre la naturaleza de los ajustes presupuestarios y su idoneidad en unas economías paralizadas. Hay una clara sensación de rectificación necesaria porque sin una cierta dosis de dinamismo, las correcciones presupuestarias, la búsqueda del equilibrio en las cuentas públicas nacionales, no serán posibles. Con el riesgo de que puedan provocar efectos negativos de larga duración.

Este miércoles, Financial Times resumía bastante bien el nuevo estado de ánimo de la Europa de la encrucijada, señalando que el estancamiento económico es una amenaza para la sostenibilidad de la deuda. El diario británico invitaba a Merkel y a los dirigentes europeos a reflexionar sobre la dificultad de que las reformas necesarias puedan salir adelante si antes no hay un cierto estímulo al crecimiento. Pone para ello como ejemplo a Estados Unidos en donde la relajación de la política fiscal ha mantenido a flote a la economía y ha permitido un aceptable desapalancamiento o reducción de la deuda del sector privado. “La Eurozona debe mirar y aprender”, dice el diario.

Sobre estas reflexiones, la corrección se impone. La cuestión es cómo presentarla. Lo ideal para el Gobierno de Rajoy podría ser una declaración europea de apoyo al saneamiento de la economía española, con plazos más dilatados, quizás desplazando un año todo el calendario inicialmente previsto y pactado, con el firme compromiso, desde luego, de que las reformas han de hacerse (laboral y financiera sobre todo) de forma urgente e inexcusable. Rajoy quizás espere a volver de la inminente cumbre comunitaria con el aval de los socios europeo para hacer más digerible el ajuste en el tiempo y con el mandato firme de aplicar las largamente esperadas reformas con urgencia y sin medias tintas, vía decreto. Es decir, con avales más que suficientes para cargarse de razón ante los adversarios internos y con un compromiso de apoyo europeo firme que logre blindar a la deuda española del posible ataque que sobrevendría si en algún momento se extiende la idea de que España puede flaquear como deudor internacional.

Traducir artículo
Portada Republica.com

Portada

Portada Republica.com

Siguenos en:

Canal RSS Republica.es
Facebook
FlickR
Twitter
LinkedIn
Separador

Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

Portada Republica.com
Republica.com