La primera película dirigida por Angelina Jolie ya cosecha premios

Angelina-Jolie-artic.jpg

El esperadísimo estreno de la oscarizada Angelina Jolie detrás de las cámaras ya ha comenzado a recoger sus frutos. Producers Guild of America ha decidido premiar a la directora de In The Land of Blood and Honey con el galardón Stanley Krammer en su próxima gala anual por contribuír a acercar al público situaciones sociales conflictivas.

El premio, nombrado así en honor al fallecido director y productor Stanley Krammer -Adivina quién viene esta noche, El Juicio de Nuremberg- puede reconocer a cualquier película, productor u otro profesional del séptimo arte que contribuya a “iluminar situaciones sociales conflictivas de una manera accesible para el público”, según recoge The Hollywood Reporter.

De este modo, The  Producers Guild of America, se posiciona reconociendo no sólo la labor de dirección de la protagonista de Inocencia Interrumpida sino también alabando la controvertida historia que Jolie ha escrito.

In The Land of Blood and Honey es un extraordinario film que retrata una compleja historia de amor frente a los horrores de la guerra de Bosnia, especialmente los sufridos por las mujeres”, dijo el presidente del gremio de productores, Hawk Koch. “Esta película cumple realmente con los designios del legado de Stanley Krammer”, sentenció.

Problemas con el rodaje

El premio supone un empujón al proyecto Jolie, que no ha estado exenta de polémica. La directora escribió un guión sobre la historia de amor entre un serbio y una mujer bosnia en vísperas del conflicto de los Balcanes entre 1992 y 1995. Aunque ella afirma ser la autora intelectual del guión (y por tanto de la historia original), un periodista croata la ha demandado por plagio de uno de sus artículos.

Aunque éste no es más que el ultimo de los problemas a los que se enfrentó Jolie, que incluso tuvo a asociaciones de víctimas bosnias en pie de guerra por el relato que había escrito. De hecho, tras las protestas de varias de estas asociaciones, el gobierno bosnio vetó el rodaje, considerando que ya que en el film “una víctima se enamora de su torturador”, se “ofende a las víctimas y se distorsiona la verdad de muchas mujeres”.

De todos modos, ninguno de estos problemas ha detenido su proyecto, que se estrena en Estados Unidos el próximo 23 de diciembre. Los sin sabores previos tampoco han hecho que, al menos, los productores de Hollywood se olviden de Angelina, que recogerá su primer premio como directora el 21 de enero.