Funcas prevé que la economía española se contraerá un 0,5% en 2012

empleo-5004.jpg

La Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) prevé que el PIB caerá un 0,5% en 2012, frente a la estimación anterior que contemplaba un crecimiento del 1%, como consecuencia de la agudización de la crisis de deuda soberana y los “severos” planes de recorte del gasto.

Para este año, mantiene, en cambio, su estimación de crecimiento del 0,7%, si bien indica que abandona el escenario de lenta mejoría de las condiciones económicas y del empleo, y lo sustituye por otro de recaída y alejamiento del horizonte de creación de puestos de trabajo.

En concreto, Funcas estima que la economía española volverá a tasas negativas en el último trimestre de este año y los dos primeros de 2012, estabilizándose en la segunda mitad del ejercicio.

“Las perspectivas de cara a los próximos trimestres se han deteriorado como consecuencia de los severos planes de recorte del gasto que va a ser necesario llevar a cabo si se quiere cumplir con los objetivos de déficit, así como por las menores expectativas de crecimiento internacional y el continuo agravamiento de la crisis de deuda europea”, subraya la fundación de las cajas.

Para Funcas, el principal riesgo de incumplimiento de anteriores escenarios de previsiones, que era la agudización de la crisis de la deuda soberana, se ha materializado. Así, destaca que dicha crisis ya está incidiendo negativamente sobre la actividad económica por la vía de la restricción crediticia a la que ven abocadas las entidades bancarias al no poder refinanciar su deuda y por el hundimiento de las expectativas y el elevado grado de incertidumbre que genera dicha situación.

Contexto internacional desfavorable

La fundación también señala que el contexto internacional tampoco va a ser favorable, puesto que la coincidencia de políticas fiscales “acusadamente restrictivas” en toda Europa, unido al impacto negativo sobre el crédito procedente tanto de la propia crisis de la deuda como de la obligación por parte de las principales entidades financieras de elevare sus ratios de capital antes del próximo mes de julio, “van a frenar el proceso de recuperación”.

En este contexto, Funcas ha recortado el crecimiento para el consumo de los hogares hasta un 0% este año y estima que caiga un 0,4% en 2012; mientras prevé que la demanda nacional retroceda un 1,4% este año y un 2,4% el próximo.

En cambio, ha revisado al alza, hasta el 1,2%, la formación bruta de capital fijo en bienes de equipo para 2011, pero para el próximo año prevé una caída del 1,4% por el endurecimiento de las condiciones de financiación.

En cuanto a la inversión en construcción, la dificultad de una reactivación de la actividad inmobiliaria, unido al recorte de la inversión pública, apuntan a un descenso del 7,8% y del 8,2% para 2011 y 2012, respectivamente.

Por su parte, la fundación estima que las exportaciones van a ralentizar su crecimiento desde un 9,2% previsto para este ejercicio hasta un 4,1% para el próximo, mientras que las importaciones pasarán de registrar una tasa positiva del 1,5% en 2011 a un descenso del 2,2% en 2012.

El empleo caerá

La evolución prevista del empleo por parte de Funcas también va a ser sensiblemente peor que en las previsiones anteriores. En concreto, en el ejercicio actual descenderá un 1,6%, pero el mayor recorte se producirá en 2012, con una caída del 2%. De esta forma, la tasa de paro se situará en el 21,5% y en el 23%, respectivamente.

Finalmente, con respecto al saldo presupuestario de las administraciones públicas, las cajas estiman que tanto la Administración Central como las comunidades tomarán las medidas necesarias para que el déficit se reduzca al 4,4% en 2012, a pesar de que consideran que se producirá una “significativa desviación” del objetivo de déficit del 6% para este año, hasta el 7,5%.