El Villarreal se despide de la Liga de Campeones (0-3)

villarreal4.jpg

El Villarreal se ha despedido de la Liga de Campeones esta temporada, a falta de dos jornadas para concluir la fase de grupos, después de perder contra el Machester City en El Madrigal por 0-3, con dos goles de Touré y otro de Balotelli, de penalti. El equipo que entrena Juan Carlos Garrido, mermado por las bajas, no pudo nunca con su rival y cuenta los cuatro partidos disputados en la ‘Champions’ por derrotas. Al conjunto castellonense le queda la remota esperanza de poder clasificarse para la Europa League, pero ni siquiera depende de él mismo para conseguirlo ya que dependerá de lo que haga el Nápoles.

El conjunto amarillo afrontó el choque con siete bajas por lesión, la última la del centrocampista Bruno Soriano este mismo miércoles debido a un virus. El de Artana se unió a los también lesionados: Senna, Camuñas, Zapata, Nilmar, Rossi y Marco Ruben. Demasiadas ausencias de peso para un equipo que tuvo que tirar del filial.

El Villarreal aguantó media hora en el partido, hasta que Yaya Touré marcó el primer tanto en un jugada en la que se asoció con Silva. El centrocampista del City, esta noche reconvertido en segundo delantero sorprendió a Diego López con un tiro cruzado. Hasta ese momento, el Villarreal había aguantado bien el tipo e incluso intentó algunas incursiones en campo contrario.

Sin embargo, tras recibir el tanto, el conjunto de Garrido quedó noqueado por su rival. El Manchester City campó a sus anchas liderado por un participativo Silva que fue de los mejores de su equipo en la primera mitad y se ha convertido en el líder de un equipo que este año apunta alto.

Al Villarreal apenas le aguantaba el balón en los pies y rara era la jugada en la que eran capaces de dar más de cinco pases seguidos. El conjunto inglés supo sacar tajada de la falta de acoplamiento de un Villarreal en el que muchos de sus futbolistas jugaban juntos por primera vez.

Sentencia de Balotelli

Como las desgracias nunca vienen solas, Musacchio cometió un penalti sobre Balotelli en el tiempo de prolongación de la primera mitad. El argentino derribo al polémico delantero italiano y éste mismo se encargó de engañar a Diego López en la lanzamiento del penalti para hacer subir el 0-2 y dejar el encuentro sentenciado.

El Villarreal siguió anestesiado, a pesar de pasar por el vestuario en el descanso. El equipo no dio síntomas de recuperación y sí ciertos signos de resignación ante un rival claramente superior. Los hombres entrenados por Roberto Mancini levantaron el pie del acelerador y se dedicaron más a tener el balón que a mirar a la portería de Diego López.

El técnico italiano vio que el partido estaba encarrilado y retiró, pasada la hora de encuentro, a David Silva, que fue despedido con aplausos por la afición local. El canario aportó como en él es habitual un recital de buenos pases y manejo del encuentro a su antojo.

Touré, que no entiende de treguas, se fabricó una jugada en la frontal del área para plantarse ante Diego López y batirlo con un tiro pegado al palo. El 0-3 en el minuto 71 rubricó la goleada de los ingleses que se colocan segundos de su grupo con siete puntos, tres por detrás del Bayern Munich.

VILLARREAL 0 – 3 MANCHESTER CITY (0-2 al descanso)

VILLARREAL: Diego López; Mario, Musacchio, Gonzalo Rodríguez, Catalá; Marchena, Borja Valero; Wakaso (Gerard, min. 77), De Guzmán (Ángel, min. 76), Hernán Pérez (Oriol, min. 84); y Joselu.

MANCHESTER CITY: Hart; Zabaleta, Kompany, Savic, Clichy; De Jong, Touré (‘Kun’ Agüero, min. 74); Milner, Silva (Johnson, min. 65), Nasri; y Balotelli (Kolarov, min. 82).

GOLES: 0-1, min. 30. Touré. 0-2, min. 45+3. Balotelli, de penalti. 0-3, min. 71. Touré.

ÁRBITRO: Pedro Proença (POR). Amonestó por parte del Villarreal a Wakaso (min. 27), Catalá (min. 39), Musacchio (min. 45+2), Marchena (min. 45+3), Hernán Pérez (min. 68), mientras que el por el conjunto inglés vieron la amarilla Balotelli (min. 27).

ESTADIO: El Madrigal.