El Ibex rebota tras abrir con nuevas caídas y pese a las incertidumbres que se ciernen sobre Europa

ibex-22-500.jpg

El Ibex amaneció con caídas, pero ha rebotado tras las ventas de los dos últimos días. Tras cerrar el viernes su segunda peor semana del año, a las 09.10 horas el Ibex-35 perdía 31,90 puntos, aunque se mantenía por encima de 8.100 unidades. Más de una hora después, el selectivo ganaba más de un 1% y superaba los 8.200 puntos. A las 13.00 hora peninsular española, el principal indicador de la bolsa española se anotaba un 1,18% y superaba los 8.200 puntos.  Junto a Madrid, el resto de plazas europeas subían, algunas con mucha fuerza  como Milán, que lograba una subida de un 2,47%. Más moderados eran los números verdes en París, con un aumento del 1,47%; Londres, un 1,31% arriba; Zúrich, un 1,91%; Lisboa, un 1,25%; y Atenas, un 0,46%. Fráncfort, la que peor se está comportando, también ha logrado establecerse en el verde (0,38%).

El euro, por su parte, ha abierto a la baja en el mercado de divisas de Fráncfort y se cambiaba a 1,4364 dólares. También el barril de crudo Brent cotizaba a 105,85 dólares, 2,77 dólares menos que al cierre de la jornada anterior, en este caso ante la perspectiva de que el conflicto en Libia esté muy cerca de su final.

Esta semana los inversores estarán pendientes de datos adelantados de actividad industrial y del sector servicios en varios países europeos, de la evolución de la confianza empresarial e inversora en Alemania y de una conferencia del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke.

En España, la cita más importante de la semana llegará mañana, ya que el Tesoro Público celebra una subasta de letras a 3 y 6 meses, tras haber conseguido colocar el pasado 16 de agosto cerca de 5.700 millones de euros en letras a doce y dieciocho meses con menores intereses que en anteriores pujas.

En términos generales, las bolsas europeas afrontan una semana en la que la tónica dominante vuelve a ser la desconfianza, después de que las declaraciones de la canciller Angela Merkel sobre los eurobonos hayan vuelto a poner de manifiesto la incapacidad de los líderes europeos para ponerse de acuerdo respecto a la solución a la crisis. Pero, de momento, la mayor parte de los principales índices europeos no se han dejado contagiar por las pérdidas sufridas en Asia esta madrugada (el índice Nikkei ha cerrado perdiendo un 1,04%) y, tras una apertura ligeramente a la baja, rebotan gracias a que los bajos precios atraen a los compradores.