Nº 1602 -  1 / IX / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
 

OPINIÓN

La tormenta perfecta

José Javaloyes
 

De tal es el rango de la borrasca que se ha venido encima de la economía española. Una borrasca propia de las que acontecen en los escenarios globales del cambio climático, como aquellas que en el siglo XVII precedieron la llamada Pequeña Glaciación, cerraron la navegación en el Mar del Norte y restituyeron los hielos a Groenlandia , matando de hambre y de frío a los colonos escandinavos que se habían establecido allí un par de siglos antes.

Un cambio climático así aporta la imagen del miedo a una recesión que al comenzar la semana se había apoderado de Wall Street, a la vista de los magros resultados obtenidos en el pacto para ajustar el techo de la deuda norteamericana, y con ello poder hacer frente a los pagos antes de que llegara el día 2 de este inquietante agosto.

Moody´s, en coincidencia con la agencia Fitch mantiene la “AAA” para  su calificación de la deuda norteamericana, aunque añade la salvedad de que lo hace con “perspectiva negativa”. Standard &Poors no se ha pronunciado todavía tras del acuerdo, aunque el 21 del mes pasado advirtió que entonces había un 50 por ciento de probabilidades de que en los próximos 90 días rebajara la calificación de la deuda a largo plazo de Estados Unidos. Con lo cual, respecto de ese mismo parámetro se mantiene el diagnóstico de esta agencia, dado que es a ese término a lo que viene referido, en términos finales, el acuerdo del pasado fin de semana en el Congreso.

Ahora resulta otra vez que es la caída de actividad en la estrella de la economía occidental, en el astro norteamericano, lo que determina más o menos mediatamente el giro de su sistema planetario europeo, donde los componentes periféricos resultan los peor librados, los más perjudicados. Y los males, como en las leyes de Newton, se contagian en razón directa al producto de sus masas e inversas al cuadrado de las distancias. De Grecia estamos más lejos que de Portugal y que de Irlanda, pero no lo bastante para que nuestro presente y nuestro futuro económico queden lejos de su gravitación sobre nuestro destino a corto y medio plazo. El virus de la especulación que ello genera, entra en nosotros a la misma velocidad que el de la gripe lo hace en el cuerpo de los ya enfermos de otra cosa. Como es el caso de los diversos males provocados por la cepa/ZP.

A propósito de las patologías políticas capaces de distorsionar los más elementales procesos de la economía, es de mencionar lo manifestado por el catalanista Durán y LLeida después de haber mantenido una conversación con el escapado a Doñana, al decir que “la situación gravísima”. Se entiende que esa declaración viene inferida de lo que el todavía presidente, en estado plenario de veraneo, ha dicho. Sí fuera así resultaría que esa confidencia significa y vale tanto como una confesión; pero una confesión que no se ha hecho ni en el lugar ni a quien debía, que es al pueblo español.

Pero no acaba ahí la cosa. Si ha reconocido el desplome del barómetro en esos términos, que, por el contexto nacional e internacional, se traduce en la plenitud de las condiciones para la emergencia atmosférica; emergencia con toda suerte de fenómenos meteorológicos, y por si algo faltara para la respuesta acuciosa de los mercados, ahí quedan los datos de tectónica constitucional que el veraneante de la Moncloa nos deja como anticipo de su legado político con sus trapisondas sobre el Tribunal Constitucional. Para el Estatuto de Cataluña y para la reinstalación de los proetarras en las instituciones. Su legado institucional, su no gestión de la crisis económica y el desplome barométrico cursante de han concitado para formar la tormenta perfecta  en que nos encontramos.

Traducir artículo
LunMarMieJueVieSabDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930
Portada Republica.com

Portada

Portada Republica.com

Siguenos en:

Canal RSS Republica.es
Facebook
FlickR
Twitter
LinkedIn
Separador

Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

Portada Republica.com
Republica.com