Nº 1467 -  19 / IV / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
 
Ratxaku

OPINIÓN

Pato Laqueado

Ratxaku
 

Centro Comercial Monteclaro, local 58
Ctra. Pozuelo a Majadahonda, km. 2,600
Tfno.: 91 715 54 77

Aparcamiento propio
No cierra

PUNTUACIÓN: M – 6’2

La Urbanización Monteclaro es una hermosa ciudad residencial al oeste de Madrid. Viviendas de una o dos plantas, con jardín, en el marco de un hermoso bosque que pertenece al Ayuntamiento de Pozuelo y, en menor extensión, al de Majadahonda. Allí, en el centro comercial de Monteclaro, como si fuera una pagoda trasplantada, sienta sus reales este restaurante chino que es un clásico de la zona. Durante un tiempo compartió propiedad con otro del mismo nombre próximo a la Plaza de Castilla, del que se decía que era el restaurante “oficioso”de la embajada; pero hoy son dos realidades mercantiles bien diferenciadas.

El plato estrella del Pato Laqueado es el que le presta el nombre al restaurante. Es el tradicional y mítico pato pequinés. Su origen se remonta a la Edad Media y, dicen, era el preferido de la dinastía Ming. Se prepara inflándolo una vez vaciado de sus vísceras y, después de frito para que su piel resulte crujiente, se asa con melaza que lo oscurece y endulza. Después se corta en finas láminas y se sirve en tres etapas. Tres “vuelcos”como decimos con el cocido.

En Pato Laqueado el pato pequinés es bueno. Se corta a la vista del comensal y se sirve con obleas –crepes– para que cada cual se las dosifique con tiras de puerro y pepino y una espesa salsa de ciruelas. En el segundo vuelco los trozos menos nobles del animal se sazonan con brotes de soja. El tercero es un caldo hecho con los huesos del pato.

En el caso del restaurante que nos ocupa una ración para tres o cuatro personas –un pato– cuesta 54 euros. Buena relación calidad precio aún contando con que el segundo y tercer vuelcos desdicen la calidad del primero.

Por lo demás el restaurante carece de interés aunque, ya instalados en el buen tiempo, su terraza al aire libre es especialmente grata en las noches cálidas. Las algas fritas (8,95), lo mejor de nuestras experiencias, son buenas; sin embargo, los raviolis fritos (4,95) o el dimsun con paichai (10,95) son menos que mediocres.

Hay cerveza china Tsintao (3,45) y Mahou (2,95). La carta de vinos es prácticamente inexistente.

Los postres, regularcillos como corresponde al modelo oriental. El inevitable plátano frito (3,95) o la manzana frita (3,95) son, quizás, lo mejor de la oferta propia.

Entre semana, a la vista de la creciente cantidad de oficinas próximas, ofertan un menú de 9,85 euros.

Resumen: Hermoso lugar, buen pato, mediano restaurante y pésimo servicio.

Clasificación:

Lujo: L Singulares: S Altos: A Medios: M Económicos: E Bar: B

(La puntuación se refiere a su clasificación y no es comparable con las de otras clasificaciones)

Traducir artículo
LunMarMieJueVieSabDom
123456
78910111213
14151617
18
1920
21222324252627
282930
Portada Republica.com

Portada

Portada Republica.com

Siguenos en:

Canal RSS Republica.es
Facebook
FlickR
Twitter
LinkedIn
Separador

Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

Portada Republica.com
Republica.com