La otra cara de los Premios Grammy

Más allá de la alfombra roja y las actuaciones estelares, los Premios Grammy de este año incluyeron una serie de momentos curiosos que abarcan caídas, abuelas enrolladas y fans furiosos por la decisión del jurado.

No sólo tenemos los análisis de los modelitos de las estrellas, sino además las situaciones más curiosas que tuvieron lugar en la gala de los Premios Grammy 2011.

Katy Perry, por ejemplo, hizo de la ceremonia toda una reunión familiar. No sólo acudió acompañada de su abuela, que estaba celebrando su 90 cumpleaños, sino que además proyectó imágenes de su boda con Russell Brand durante su actuación.

La que quizá no se lo pasó tan bien fue Christina Aguilera, que en pocos días ha pasado momentos un tanto vergonzosos en dos galas distintas.

Si la semana pasada se equivocaba con la letra del himno nacional estadounidense en la final de la Super Bowl, en los Grammy se tropezó al acabar su actuación y si no la llegan a sujetar se hubiera caído al suelo.

[pro-player width='530' height='323' type='video']http://www.youtube.com/watch?v=gqM5PyWITHQ[/pro-player]

Quien sí tuvo mejor suerte fue Rihanna. La cantante estaba preocupada estos días por un resfriado que podía impedirle cantar, pero finalmente logró recuperarse y actuar las dos veces que tenía programadas.

Lo que no sabemos es si se encontró con Chris Brown dentro del Staples Center de Los Angeles ni si -en tal caso- se dirigieron la palabra.

La cantante accedió a reducirle a su ex la orden de alejamiento para que éste pudiera acudir a la gala, y ambos podrían haberse encontrado por primera vez desde la sentencia a Brown por malos tratos.

Otros con los que es mejor no encontrarse son los fans de Justin Bieber. La joven Esperanza Spalding se llevó el premio a Mejor Artista Revelación -en lugar del joven- y los seguidores de Bieber no se lo tomaron bien.

Como venganza, llenaron de insultos la página de Wikipedia dedicada a Spalding, escribiendo comentarios tales como “es una puta subnormal, ¿quién demonios es?” y “Justin Bieber se lo merecía (el premio), vete a morir a un agujero”, que los responsables de Wikipedia se apresuraron a eliminar.

Y como no podía ser de otra manera, Lady Gaga centró todas las miradas de estupefacción. La artista llegó a la gala dentro de un huevo transportado por sus bailarines, y permaneció en su interior hasta que ‘nació’ de él durante su actuación de Born this way.