Nº 1569 -  30 / VII / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
 
Marcello

OPINIÓN

Nos vamos a Marte

Marcello
 

Definitivamente hay que salir huyendo de este país y cuando antes mejor. De hecho y aunque no se diga demasiado ya hay muchos españoles que se están marchando o que piensan hacerlo y no solo los parados y los jóvenes sin futuro, sino también expertos y personas de alta cualificación que están viendo como España se ha convertido en una ratonera, como aquella de la novela de Agata Christie donde no había escapatoria para casi nadie. De hecho todos esos programas de televisión que han causado asombro en no pocos hogares  tales como “Españoles en el mundo”, “Madrileños en el mundo”, o “Callejeros”, han empezado a dar ideas y a convencer a más de uno que existe un más allá de Madrid, Barcelona, Lepe, Tafalla o Fuenteovejuna, por citar algunas ciudades.

Sobre todo ahora que “Eldorado” español se nos ha venido abajo de la noche a la mañana con estruendo y en el horizonte no sea ve más esperanza que el paro, la ruina, la deuda y  la desolación. Y por si algo faltara aparecen los agoreros analistas, o los políticos del mal agüero y nos anuncian que esto va para rato, para dentro de cinco o diez años, y que por lo tanto no hay a la vista ninguna solución. Y ya hay muchos que piensan trasladar su negocio a los países emergentes de América Latina o Asia, o por el momento se van a lanzar a viajar, a probar fortuna o incluso a intentar vivir mejor en esas latitudes y con menos dinero de lo que cuesta aquí, porque en España lo único que no bajan son los precios.

O sea que el día menos pensado nos vamos lo más lejos posible y para no tener que volver. Porque hay que ver cómo está el patio español. Lo de la huelga general de ayer, que no sirve para nada, es una prueba más de la incompetencia e irresponsabilidad de nuestra clase política (y sindical) que ha sido incapaz de organizar un gran gobierno de gran coalición nacional y un pacto político y social para crear confianza y hacer frente a la hecatombe del paro y la economía. Pues no, aquí cada uno va a su aire, como el ganado, y a ver si aprovechando el desamparo y la desesperación se pone en marcha el quítate tú que me pongo yo para gestionar no ya el poder sino el desastre nacional  en el que estamos y vamos a estar.

En realidad China o Brasil casi se nos antojan demasiado cerca, y habría que pensar en algo mucho más lejano como ese hotel en la Luna que pretende abrir el astronauta español. O incluso en Marte o Saturno dos planetas de nuestro sistema solar en los que podría haber vida según lo acaba de declarar con firmeza el premio Nobel de física norteamericano Frank Wilczek. Sin olvidar que el sabio Hawking, que no hace mucho negaba la existencia del Dios creador –imaginamos que mirando la miseria que inunda el planeta Tierra de su Génesis- nos dijo hace unos meses que los marcianos si existen y que podrían estar entre nosotros. Si es así Zapatero es uno de ellos, no hay nada más que mirarle las cejas, y Rajoy es otro que llegó desde Plutón en bicicleta, por lo que habría que tener mucho cuidado con ellos.

En fin hay que emigrar, como en los tiempos del hambre y las postguerra, en pos de la “América, América”, de Elia Kazan, o del Éxodo, o de tantos otros barcos de huida o de los trenes de despedida, tan dramáticos como literarios, porque lamentablemente este país no da más de sí. Y lo que es peor no se escucha un solo discurso vibrante de un líder con valor que traiga algo de esperanza o de ilusión, en este tiempo de desánimo en el que empieza a propagarse entre nuestros ciudadanos el virus de la desolación.

Traducir artículo
Portada Republica.com

Portada

Portada Republica.com

Siguenos en:

Canal RSS Republica.es
Facebook
FlickR
Twitter
LinkedIn
Separador

Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

Portada Republica.com
Republica.com