Cheryl Cole rompe el silencio tras su divorcio de Joe Cole

cheryl-cole-1.jpg

Cheryl Cole por fin se ha liberado de sus fantasmas del pasado. Después de un divorcio express de su ya ex marido, Ashley Cole, la cantante ha hablado sobre su matrimonio y sus sentimientos para Vogue. Confiesa que se ha sentido engañada por su ex pareja y que se alegra de no haber tenido hijos con él.

Llevaba casada cuatro años con el jugador de fútbol Ashley Cole, pero desde que le abandonó el pasado mes de febrero, la cantante de ‘Fight for this Love’ no había hablado sobre ello hasta ahora.Cheryl consiguió el divorcio (express) la semana pasada cuando un juez de Londres finalizó el proceso en 60 segundos.

Una vez liberada por completo, la artista ha concedido una entrevista a la revista Vogue para el nuevo número de octubre y ha confesado que se sintió traicionada por su marido por todas las supuestas infidelidades queAshley cometió. “Es un capítulo de mi vida que ya ha terminado”, sentencia la cantante.

Después de todo el dolor que le causó su matrimonio, quiere afrontar la situación con madurez. “Tengo que utilizar todo lo que ha ocurrido y aprender de ello”, añade. Además se siente afortunada de no haber tenido hijos con el futbolista: “Tengo que estar agradecida de que he tenido muchas cosas que me han ido bien, y que no hay niños de por medio”.

Quiere ser madre

Aunque llevaban meses separados Cheryl reconoce que le ha supuesto un importante impacto sentimental y, aunque ahora vuelve a estar soltera, se está planteando la posibilidad de ser madre. “Es definitivamente algo que quiero lograr. Es el trabajo más duro del mundo, pero sé que debe ser el más gratificante. Ahora estoy preparada, tengo 27 años, soy una mujer, no una niña”, insiste.

Pero aunque está superando su ruptura con el jugador, la cantante confiesa que por la noche todos sus miedos aparecen en su cabeza. “Por la noche es cuando mi cerebro empieza a funcionar. Me encuentro a mí misma corriendo, corriendo, corriendo. A veces me levanto y pienso ‘¿Sobre qué era (el sueño)?, parece muy real”.

Sin duda aún hay algo que atormenta a Cheryl, pero cree que la mejor forma de afrontarlo es centrándose en su trabajo que, en definitiva, es lo que le gusta hacer y lo que le hace sentir viva. ‘Tengo que actuar, que decidir. Nunca he tenido que abandonar lo que hago. Adoro la música, adoro ser un juez de X Factor’.

Ahora se está especulando sobre la posibilidad de que su compañero y amigo de X Factor, Simon Cowel, pueda trabajar, al igual que ella, en la edición americana del programa. The News of the World publicaba esta semana que la cantante podría irse a vivir a America, donde aparecería en el show y aprovechar para promocionar su carrera musical en los Estados unidos.

Mientras tanto, Cheryl llegó el domingo al aeropuerto de Heathrow, Londres, cargada con siete grandes maletas después de haber estado un mes entero en Los Angeles. Allí ha podido pasar tiempo con uno de sus mejores amigos, Derek Hough, con el que ha sido vista en múltiples ocasiones y de quien se dice que podría ser su pareja.