Nº 1472 -  24 / IV / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
 
Marcello

OPINIÓN

Otoño mediático

Marcello
 

Ya estamos todos aquí para asistir al tópico otoño caliente que hará las delicias, a pesar de lo dramático de la situación, de los medios de comunicación a los que no les van a faltar noticias ni carnaza para titular, opinar, jalear y despotricar. Los tertulianos de la bronca ya están en sus puestos de combate, mientras los grupos editoriales grandes o pequeños se ajustan el cinturón de la crisis y buscan remedios mágicos a la crisis financiera, publicitaria y también tecnológica que los invade. Al tiempo que se alinean gustosos con sus respectivos partidos políticos en pos de una clientela fija porque desde hace unos años los editores y los activistas mediáticos están educando a sus lectores, oyentes y espectadores a recibir solo lo que les gusta y no lo que pasa y los editoriales y el posicionamiento ideológicos ya no están reservados para las páginas de opinión sino que ocupan los titulares y las portadas, de manera interesada y al margen de la simple realidad, haciendo bueno el dicho malo de “no dejes que una buena noticia te impida un buen titular“.

En los últimos días hemos tenido novedad de un largo discurso dominical de Pedro J. Ramírez en el diario presidencial -siempre salva a Zapatero- El Mundo presentándose él como paladín del periodismo democrático e independiente, lo que no es verdad, pero poniendo Pedro tanto empeño en su autobombo que a veces da la impresión de que a base de tanto repetirlo -”hay que hablar bien de si mismo, porque la gente lo escucha y luego no se acuerda donde lo ha oído”-, Pedro J. está interiorizando su auto propaganda hasta el punto de creerse que esa es la verdad. Pronto se olvida, por citar solo algún ejemplo, de su traición al periodismo más libre e independiente de la transición en el malvado pacto del Mayestic de Aznar con Pujol, o de su connivencia con los gobiernos del PP, o de la fracasada conspiración del 11M, o cuando ocultó a sabiendas que en la guerra de los Balcanes la OTAN iba a bombardear la radio y televisión de Belgrado, etcétera.

De lo que no se olvida el director de El Mundo es de salvar a Zapatero -aunque le da pellizcos de monja al gobierno y al PSOE- y fustigar a Rajoy y al PP, porque no le dejan a él dirigir toda la política del Partido Popular al que quiso imponer con un golpe de mano a Esperanza Aguirre como líder de la derecha. Naturalmente, algo recibe Pedro J. de Zapatero por esos servicios prestados y por la pinza que los de Unedisa le hacen a los de Prisa en compañía del grupo de La Sexta, nuevo grupo mediático de Zapatero, Roures, Barroso y compañía que trae de los nervios a Juan Luís Cebrián.

El Consejero Delegado de Prisa, Cebrián, parece que empieza el otoño con buen pie porque los del fondo Liberty que pretenden comprar el control de Prisa por 600 millones de euros están a punto de soltar la pasta, y de dejar a la familia Polanco por debajo del 30 por 100 del total del capital de la empresa, con un acuerdo que le garantiza a Cebrián su cargo durante los próximos tres años, a pesar de que el ex director de El País fue el autor del desastre financiero de la compañía que dedica sus ingresos e inversiones a pagar intereses y renovar créditos, por más que mantenga positiva su cuenta de resultados, cosa que no pueden decir otros, aunque esos otros o tienen menos deuda (Unedisa) que Prisa, o poca deuda (Vocento), pero ya están en números rojos.

Y todos ellos, eso sí, haciendo lecturas interesadas y divertidas sobre las audiencias respectivas que les ofrecen el EGM y la OJD, donde la prensa en general suele ir a la baja, aunque ABC con marketing agresivo y su nuevo estilo “Marca” de portada, pone nervioso a El Mundo, a la vez que los ultras de La Gaceta e Intereconomía, pugnan por heredar los restos de la COPE extrema y confesional de Jiménez Losantos, venido a menos tras su expulsión de la radio de los obispos. La que en el campo del deporte ha plantado cara a la SER con una guerra sin cuartel, como la que ABC lanzó contra La Razón, diario del Grupo Planeta que juega a una cosa en Barcelona -pro nacionalista- y a otra en Madrid, pro PP, aunque se cuida muy mucho de no causar el menor disgusto al gobierno de Zapatero (y al de Montilla) con su cadena televisiva de Antena 3 TV, cuyos informativos están dedicados a los sucesos para no hablar de política, pero mantiene un alto nivel de prestigio y autonomía en Onda Cero.

De la misma manera que las cadenas Telecinco y La Cuatro, de Berlusconi, cuidan a Zapatero y se dedican los unos a la telebasura y los otros a aporrear al PP, que es el juego habitual de La Sexta, y de RTVE por más  que el multimedia estatal disimule y presuma de una independencia que por ninguna parte se ve.

O sea que el otoño mediático ya está al caer y se van a poner las botas porque habrá mucha tela que cortar, a uno y otro lado del hemiciclo, pero siempre todos ellos cuidando y mucho al poder, político, económico y comercial, por la cuenta que les trae que es muy distinta de ese otro periodismo democrático e independiente y no militante que en España está reducido a la mínima expresión, pero que día a día se escapa vivo por la gatera de Internet. Ahí si que está el periodismo independiente y el futuro del periodismo español. Y atención al rumor: Murdoch, de la mano de Aznar, está estudiando su desembarco mediático en el territorio español.

Traducir artículo
Portada Republica.com

Portada

Portada Republica.com

Siguenos en:

Canal RSS Republica.es
Facebook
FlickR
Twitter
LinkedIn
Separador

Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

Portada Republica.com
Republica.com