Nº 1572 -  2 / VIII / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
 
Marcello

OPINIÓN

Sánchez Galán desafía a Florentino

Marcello
 

Iberdrola, a través de una pequeña participación accionarial (20.000 títulos) que tomó de ACS, acaba de impugnar la Junta General de accionistas de la constructora a la que acusa de falsear sus cuentas, y la que a su vez pretende hacerse con el control de la eléctrica. Estamos ante un duelo de titanes del primer nivel del empresariado español en el que Ignacio Sánchez Galán le ha tomado la delantera a Florentino Pérez, porque se esperaba, al revés, que fuera ACS la que impugnara la Junta de Iberdrola por no dar a ACS entrada en el Consejo de Administración de la compañía a pesar de tener controlado un 12 por 100 de Iberdrola.

Estamos ante un golpe de mano táctico, que para algunos es testimonial y para otros de más calado, con el que Sánchez Galán, que lleva la camiseta de España o de los pocos campeones nacionales de la energía que van quedando en este país del ocaso de Zapatero, ha tomado por sorpresa a Florentino Pérez en el momento en que el capitán de ACS y presidente del Real Madrid le entregaba a José Mourinho la responsabilidad del equipo blanco. Lo que ha dado a la noticia del duelo entre Iberdrola y ACS una dimensión mediática bastante importante, a la vez que ha puesto el foco de los analistas e inversores sobre la contabilidad y la situación financiera de la constructora, que como todas las de su sector está sufriendo y mucho las inclemencias de la crisis económica y sus demoledores efectos, además del endeudamiento que tiene tanto ACS como algunos de sus “apalancados” socios.

El objetivo de fondo de la operación está en el deseo de Iberdrola de poner en evidencia que el intento de controlar Iberdrola que lidera ACS está anclado en sus problemas internos. Y en su deseo de utilizar la eléctrica como simple instrumento financiero en su solo beneficio, y no en el de sus accionistas, siguiendo el modelo que utilizó Entrecanales (Acciona) en Endesa dando un pase y un enorme pelotazo -amparado por el Gobierno de Zapatero- a favor de los italianos de Enel, y en menoscabo de los intereses de los accionistas de Endesa y de España que perdió el control de una importante compañía eléctrica. Algo que en cierta manera acaba de hacer ACS con la venta de Unión Fenosa. Si querían una eléctrica ¿por qué dejaron Unión Fenosa?

En el corto plazo algunos observadores interpretan el movimiento de Iberdrola como una operación táctica para empatar y en su caso desactivar por mutuo acuerdo la anunciada por ACS impugnación de la Junta de Iberdrola. Aunque puede que el ataque de los eléctricos vaya mucho más lejos porque su invectiva ha sido liderada por el despacho de abogados de Matías Cortés de quien se sabe que es buen amigo y aliado de los March (corporación Alba) que son el accionista importante de ACS, además de socios de Florentino Pérez y de los Albertos, Cortina y Alcocer, que siguen con sus problemas judiciales.

A este respecto hay que subrayar que algunos observadores consideran que Matías Cortés no ha dado ese paso sin el consentimiento “secreto” de los March, lo que significaría que pueden existir discrepancias internas entre estos últimos y Florentino por la marcha de ACS y también por su estrategia de agresiva para con Iberdrola. El hecho de que Juan March haya declarado en fecha reciente que ACS no pretende -o simplemente no puede- llegar a controlar el 20 por 100 de Iberdrola como habían anunciado meses atrás, puede ser toda una señal.

En todo caso, parece claro que Sánchez Galán, que está considerado como uno de los más grandes y eficaces gestores del empresariado español, no está dispuesto a dejarse presionar ni a consentir operaciones especulativas que dañen el prestigio de Iberdrola, y pongan en peligro no solo el prestigioso equipo gestor de la compañía sino también y sobre todo la situación y la estabilidad de sus empleados y de sus accionistas -donde se integran importantes fondos de inversión-, como consecuencia de un movimiento compulsivo y especulador de ACS. Sin perder de vista en todo ello que Sánchez Galán está defendiendo, también, al empresariado español porque conocidos son y han sido los devaneos de Florentino y ACS con EDF de Francia para dar entrada en Iberdrola al competidor galo como acabó ocurriendo en Endesa con los italianos de Enel de la mano de Entrecanales. Vamos a ver como discurren los acontecimientos pero de momento las fichas negras -que llevan la camiseta roja de la Selección nacional- de Sánchez Galán han ocupado el centro del tablero y tienen encasilladas, y pendientes de movimiento, a las blancas de ACS y de Florentino que han perdido la iniciativa y a las que le toca mover.

Traducir artículo
LunMarMieJueVieSabDom
123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Portada Republica.com

Portada

Portada Republica.com

Siguenos en:

Canal RSS Republica.es
Facebook
FlickR
Twitter
LinkedIn
Separador

Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

Portada Republica.com
Republica.com