Nº 1468 -  20 / IV / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
 

OPINIÓN

El Banco de España, tarde y mal

Carolina G.-Cortines
 

La intervención de una caja nunca es una buena noticia. Es especialmente desafortunada en este momento en que se está cuestionando la solvencia española entre los inversores internacionales. Al margen de la preocupación que genera entre sus clientes e impositores y la angustia que suscita entre sus empleados,  añade nuevas inseguridades y desconfianzas en el sistema financiero. Por eso es especialmente grave la intervención de CajaSur, ahora que el sector financiero español acumula la mitad de los aproximadamente 800.000 millones de euros de deuda que tiene contraídos España con el exterior. Por eso hay que concluir una vez más queel Gobernador Miguel Ángel Fernández Ordóñez ha decidido tarde y mal la intervención de la entidad cordobesa.

Si los bancos y las cajas  sabían que resultaba muy difícil conseguir refinanciación, la negativa de CajaSur a fusionarse con Unicaja complica todavía un poco más el panorama y la imagen de solvencia de nuestro país. La desconfianza en la capacidad española para devolver la deuda sin contar con un plan similar al de Grecia es la causa de la presión por parte de los mercados, de la propia Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional a España.  Los bancos y las cajas tienen que hacer frente a esos créditos con el exterior en el mismo plazo de tres años que tiene el Gobierno para reducir su déficit público hasta el 3%. En las últimas semanas han tenido que pagar los seguros de crédito a niveles similares a los de una situación de crisis.

Resultan difíciles de comprender los argumentos de los ejecutivos de la caja cordobesa de que no se había dado solución al futuro de los trabajadores. Pero todavía es menos comprensible la falta de capacidad del Banco de España para forzar a un acuerdo si se tienen en cuenta las personas afectadas. Los negociadores habían estimado que existía un excedente laboral de unas 650 personas. En la mayoría de los casos, si no en su totalidad, se iba a resolver la situación con acuerdos con los empleados vía prejubilaciones.

De los 650 empleados que había que reducir para alcanzar la fusión, 428 pertenecía a CajaSur. Los 122 restantes a Unicaja. Se proponía hacerlo mediante prejubilaciones desde los 53 años y con despidos improcedentes con una indemnización de 45 días por año trabajado. Además, se pretendía imponer una rebaja salarial en CajaSur con el fin de ahorrar entre siete y diez millones de euros y adecuar sus salarios a los más bajos de la caja malagueña, aunque en este aspecto los sindicatos todavía no habían dado su acuerdo.

El Banco de España debería explicar por qué ha permitido esta situación. Porque desde principios de año, debido a sus pérdidas cercanas a los 600 millones de euros en 2009, CajaSur estaba quebrada. Con unos recursos propios de 444 millones de euros, estos suponían menos de la mitad de los 967 que le exige la ley para cumplir con ratio de solvencia situado en el 3,6% frente al 8 que impone la normativa vigente. Su morosidad por contra roza el 8,5%, aproximadamente el doble de la media de cajas.

Todo esto lo conoce el Banco de España desde hace tiempo. Algunos como el presidente de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, Manuel Pardos, ya habían reclacado que la entidad estaba quebrada desde hace años.

El Gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y su subgobernador, Javier Aríztegui, que previamente había sido director general de la supervisión de las instituciones financieras, deberán explicar por qué han esperado tanto tiempo para tomar una decisión que especialmente ahora lastra un poco más la ya deteriorada imagen de España en los mercados financieros. Esperemos que ahora actúen con más celeridad si no quieren ver a las cajas fuertemente afectadas por la desconfianza de sus clientes.

ccortines@republica.es

Traducir artículo
LunMarMieJueVieSabDom
123456
78910111213
1415161718
1920
21222324252627
282930
Portada Republica.com

Portada

Portada Republica.com

Siguenos en:

Canal RSS Republica.es
Facebook
FlickR
Twitter
LinkedIn
Separador

Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

Portada Republica.com
Republica.com