Nº 1652 -  21 / X / 2014 
Síguenos vía RSS
Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Portada República de los Blogs Sección Nacional Sección Internacional Economía y Finanzas Información Deportiva Información Parlamentaria Información Cultural Información Sociedad y Tecnología Gente y Tendencias
 

OPINIÓN

Autos, sentencias… y ruedas de prensa

Fernando González Urbaneja
 

No será una rueda de prensa, pero hay convocante, materia a tratar, convocados y se parece a una conferencia de prensa como una moneda de euro a otra moneda de euro, así que debe ser una conferencia de prensa. En si misma es inocente, pero también es rara, peculiar, impropia.

Los jueces, y más una sala del Supremo, no se dedican a conferencias de prensa. Los magistrados ejercen un poder intensivo del Estado, un poder peculiar que habla a través de autos y sentencias, pero que no acostumbra a dar explicaciones fuera de ese formato. De manera que si mañana van a dar explicaciones y contestar preguntas estamos ante una situación excepcional que tiene causas confusas y consecuencias no previstas.

Da la impresión de que aquí hay más de un aprendiz de brujo y varios que tiran la piedra y esconden la mano. No es razonable dividir la sociedad entre pro-garzón y anti-garzón, como si se tratara de rivalidades taurinas (Belmonte o Joselito) o futbolísticas (Madrid o Barça).

Aquí se están haciendo demasiadas cosas mal hechas, se está imponiendo un extravío por la impericia o tontuna de presuntos líderes que ni lideran, ni dan ejemplo, ni trabajan por la prosperidad y el progreso de los españoles. La insistencia de los líderes políticos en arreglar la casa del adversario y despreocuparse de la propia es inquietante y no dice nada sobre su inteligencia e intención.

Eso que llamamos justicia por mor de unas y otras actuaciones se ha colocado en el centro del ruedo, cuando su papel está en la discreción y la prudencia ejemplar, para decepción general y excitación de los ofuscados que andan todo el día en busca de bronca partidista que sólo consigue agitación.

El juez Garzón  es como para echarle de comer aparte desde hace años, pero en vez de gestionar su caso con destreza han optado por el ajuste de cuentas interno, el escarmiento y el “fuera a cualquier precio”. Y vaya si hay pecio, vaya contaminación y cadena de daños colaterales como consecuencia de una decisión que no puede explicarse de cara. Y como consecuencia la Justicia se convierte en piedra de escándalo para asombro de los ciudadanos piensen: “¡qué hemos hecho para merecer esto!”.

La conferencia de prensa de mañana será masiva, quizá no llegue a materializarse por dificultades técnicas o por sentido común de alguien, pero pasará a convertirse en otro más de los acontecimientos extravagantes y anómalos de este tiempo.

Traducir artículo
Portada Republica.com

Portada

Portada Republica.com

Siguenos en:

Canal RSS Republica.es
Facebook
FlickR
Twitter
LinkedIn
Separador

Aviso legal y contacto | Quiénes somos | Todos los derechos reservados © 2014

Portada Republica.com
Republica.com