Pajín sugiere que fue Agag quien introdujo a la red de Correa en el PP y exige a Rajoy que se explique

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, ha afirmado que la trama Gürtel, “según parece, se introdujo en el Partido Popular de la mano de Alejandro Agag”. Pajín declaró esto, después de conocerse informaciones que apuntan que Agag, yerno del ex presidente del Gobierno José María Aznar, intercedió ante una compañía francesa para que contratase los servicios del cabecilla de la trama, Francisco Correa. Además, añadió que es al presidente del PP, Mariano Rajoy, a quien “le corresponde poner orden en su casa”.

“¿Qué hacía Correa de testigo de honor de la boda del señor Agag con la hija de Aznar?”. Ésta es la pregunta que, a su juicio, se han hecho “muchos españoles, en los últimos meses”. “Ésta trama, según hemos ido conociendo, empezó o se introdujo en el PP de la mano del señor Agag. Eso es lo que parece”, opinó en declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press.

Así, expuso que a Rajoy, “actual presidente del PP, al que le corresponde poner orden en su casa” por que es el “máximo responsable político” y porque “pertenecía a las direcciones y a los gobiernos del señor Aznar cuando, supuestamente, esto empezó”. Sin embargo, indicó que “es evidente que Rajoy no tiene ningún interés, al parecer, ni en esclarecer los hechos, ni en llegar hasta el final, ni mucho menos en preguntarle a Aznar ni a nadie que esté en este momento, supuestamente, relacionado con ésta trama”.

Finalmente, sobre la imputación de la secretaria de Organización del Partido Socialista de Madrid (PSM), Trinidad Rollán, por un presunto delito de prevaricación administrativa que habría cometido siendo alcaldesa de Torrejón de Ardoz, puso de manifiesto que éste hecho no se puede comparar al ‘caso Gürtel’ porque se trata de “dos realidades radicalmente diferentes”.

“Hay una corporación municipal, no sólo la número dos del PSM, todo un grupo municipal que tomó una decisión ante dos informes y que parece que puede haber en ese sentido un posible delito administrativo”, explicó. Así, dijo que “no se puede comparar una decisión administrativa de un grupo municipal con una trama de corrupción que operaba en todas las CC.AA. con mayoría absoluta” del PP.

Invento de una conspiración

Pajín, también acusó al PP de “inventarse” una conspiración en relación a la actuación de la policía en el caso Gürtel para no dar explicaciones sobre la “trama de corrupción que recorre una parte fundamental del partido”. En declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Efe, Pajín ha asegurado no tener ninguna duda sobre la investigación policial en el citado caso y ha invitado a los dirigentes del PP a acudir a los tribunales si creen que la actuación de la policía no es correcta. Todo lo demás, ha agregado, “además de sonar a querer mirar hacia otro lado es una estrategia conocida”.

La dirigente socialista ha vuelto a exigir al líder del PP, Mariano Rajoy, que sea contundente y dé explicaciones sobre la trama de corrupción en la que están implicados dirigentes de su partido. Se ha preguntado además, en referencia al ex tesorero del PP Luis Bárcenas, cómo es posible que no sea digno de ser miembro de la ejecutiva del PP y sí lo sea para representar a los ciudadanos en el Senado.

“Esa especie de pacto por la puerta de atrás que Rajoy ha hecho con Bárcenas arroja muchas dudas”, ha agregado Pajín, para quien el líder del PP “no tiene coraje para arrimar el hombro en tiempos de crisis ni tampoco para apartar las manzanas podridas de las filas de su partido”.

Pajín ha diferenciado este caso del que afecta a la número dos del PSOE en Madrid, Trinidad Rollán, imputada junto a otros cinco concejales del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz por un delito de prevaricación, porque se trata de dos “realidades diferentes”. Ha explicado que en el caso de Torrejón parece que pueda haber un delito administrativo y ha asegurado que cuando el juez se pronuncie el PSOE actuará en consecuencia.

También confirmó que miembros de la dirección socialista asistirán al acto de apoyo al magistrado Baltasar Garzón convocado para hoy por los sindicatos, y ha señalado que a su partido le cuesta entender cómo está sentado en el banquillo un juez “convertido en acusado por los acusados”.

Asimismo, apuntó que hay “muchas pruebas nuevas, que ponen en evidencia una consideración muy importante, y es que cada vez es más larga la lista de implicados e incluso de responsables políticos que algo debían saber, si es que controlaban algo dentro de sus gobiernos o sus sedes y, sin embargo, cada vez es mas corta la lista de explicaciones que dan los dirigentes del PP”.

Pajín eludió hablar de financiación ilegal del PP y declaró que “eso le toca determinarlo al juez”. Sin embargo, expresó que “lo que arroja el sumario” del ‘caso Gürtel” es que no se trata de “comportamientos individuales” sino una “práctica generalizada que daba beneficios personales y, aparentemente, también colectivos”. “Parece bastante evidente que ha habido financiación al menos dudosa de las campañas electorales en muchas CC.AA., lo que pone de manifiesto, lo llame el juez como lo llame, que ha habido una presunta irregularidad en ese sentido”, argumentó.

Hay que ser coherente

Preguntada sobre si el ex tesorero del PP Luis Bárcenas debería dejar su escaño de senador, Pajín afirmó que “hay que ser coherente y si alguien aparta a un dirigente popular de sus filas orgánicas debe hacerlo también, por coherencia, de la las filas que representan a todos los ciudadanos”. Además, manifestó que “Rajoy o no se entera, y un dirigente que no se entera de nada difícilmente puede aspirar a gobernar un país, o, lo que es peor, está mirando hacia otro lado”.

“El resultado es que tenemos a un líder del principal partido de la oposición que ni tiene coraje para arrimar el hombro en tiempos de crisis, ni tampoco para apartar de sus filas a las manzanas podridas que pueda haber en un partido político, y así no hay ni liderazgo ni capacidad para gobernar un partido ni mucho menos para gobernar un país”, sostuvo la dirigente socialista.

Dicho esto, confesó que no alberga duda alguna sobre la investigación policial del caso. “Creo que un dirigente político, en democracia y con un mínimo de decencia política, si cree que la actuación de la policía no es correcta debería ir inmediatamente al juzgado, porque todo lo demás es una estrategia muy conocida, querer jugar a la teoría de la conspiración para no dar explicaciones”.